Inicio » salud

Archivo de la categoría: salud

septiembre 2020
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
septiembre 2020
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Alejamiento vs mascarillas autofiltrantes en situaciones críticas

Situaciones críticas.

La propagación del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 y la declaración del estado de alarma del pasado 14 de marzo están llevando a una situación crítica a la industria de la construcción. El RD 643/2020 que declaró el estado de alarma estableció medidas de contención suspendiendo diversas actividades, pero dejó fuera de tal suspensión a todo el sector industrial y a la construcción (1).

El RDL 8/2020 promulgado tres días después y que establecía medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 ratificó de facto la continuidad de las actividades industriales y de construcción. No obstante, el propio Legislador contempla la hipótesis de que “la situación de hecho creada por el COVID-19 o las medidas adoptadas por el Estado, (…) genere la imposibilidad de continuar la ejecución del contrato”. En tal caso “el contratista podrá solicitar la suspensión” del contrato. Lamentablemente, esta regulación se refiere exclusivamente a los contratos públicos de obras. Deja, por tanto, al margen los contratos privados de obras.

Jerarquía de acciones preventivas

Cuando los resultados de la evaluación de riesgos por exposición al agente biológico SARS-CoV-2 ponen de manifiesto situaciones de riesgo, el empresario debe implantar actividades preventivas necesarias para eliminar o reducir y controlar tales riesgos conforme a la jerarquía (2) de la Ilustración 1 que resume los principios de acción preventiva que establece la LPRL (3).

Ilustración 1 Jerarquía de acciones preventivas. Adaptado de (2).

Obviamente el nuevo coronavirus no puede eliminarse, al menos totalmente, ni ser reemplazado. Hasta que no dispongamos de tratamiento farmacológico o vacuna no podremos eliminar el virus de sus huéspedes, los trabajadores. Pero sí que podemos eliminarlo o desactivarlo de los fómites (mesas, manivelas, pasamanos, mandos de maquinaria, empuñaduras de herramientas, etc.) con medidas higiénicas, limpieza de manos y limpieza de lugares y equipos de trabajo.

En segundo lugar, debemos usar la ingeniería de control para aislar a los trabajadores de la fuente de peligro, en este caso otros trabajadores huéspedes del coronavirus. Me refiero a medidas alejamiento o de interposición de obstáculos. El alejamiento es factible, aunque exige ciertas adaptaciones en la forma de trabajar. La interposición de barreras, como barreras transparentes de metacrilato, por ejemplo, es menos factible en general para las obras de construcción.

El reto surge en los casos en los que el alejamiento sea difícil o imposible de garantizar durante la ejecución del trabajo debido a su propia naturaleza.

 

Estrategia de optimización de las mascarillas autofiltrantes

El reto aumenta en situaciones críticas como la actual de escasez de EPI con el marcado CE reglamentario en el mercado nacional y la necesidad de los mismos para la protección frente al COVID-19 (4).

Ante tales situaciones algunas de estas medidas pueden no cumplir la normativa convencional o las recomendaciones dictadas por las autoridades sanitarias. Por ello, antes de su implementación el empresario debe consultarlo con su servicio de prevención, e incluso con la autoridad laboral y, también, la autoridad sanitaria.

Se proponen cuatro escenarios de riesgo por similitud con los trabajadores de las actividades dentro del ámbito de aplicación del RD 664/1997 (5). Los dos primeros, los de mayor exposición no se consideran en el ámbito laboral de una obra de construcción. A los efectos prácticos de definir una estrategia de uso de EPI de las vías respiratorias en función de la distancia entre trabajadores únicamente se consideran como razonablemente probables en una obra de construcción los escenarios de exposición baja y muy baja. Los escenarios son:

Exposición alta

Aquella exposición que se produce por contacto estrecho con trabajadores con casos posibles, probables o confirmados. Su común denominador es que todos presentan síntomas de COVID-19. En condiciones normales, todos los casos deberían estar bajo la supervisión de las autoridades sanitarias, en aislamiento domiciliario o en ingreso hospitalario. En todo caso, deben permanecer fuera del ámbito laboral de la obra de construcción. Se enuncia solo a los efectos de posibles comportamientos insolidarios e irresponsables de algún individuo.

Exposición media

Aquella exposición que se produce por contacto estrecho con trabajadores que presentaran síntomas de COVID-19 (fiebre, tos, dificultad respiratoria) durante el transcurso de la jornada laboral. El PSST debería disponer de un protocolo de emergencia para casos sospechosos sobrevenidos en la obra. En su defecto, se proporcionará al trabajador una mascarilla sanitaria y será trasladado a un recinto de aislamiento. Inmediatamente se avisará a la mutua de trabajo, a su empresario, y en todo caso a las autoridades sanitarias si la valoración que realice la mutua ratifica la sospecha de COVID-19. Se dispondrá lo necesario para el traslado del trabajador según determine la autoridad sanitaria. En todo caso, el recito de aislamiento tendrá que ser desinfectado con productos virucidas (6). Se enuncia solo a los efectos de la gestión de los casos sospechosos que inmediatamente serán apartados de las actividades productivas.

Exposición baja

Aquella exposición que se produce por contacto estrecho con trabajadores asintomáticos. Con el actual conocimiento del SARS-Cov-2 la hipótesis de trabajo es que cualquier trabajador, aunque no presente síntomas puede ser un vector de propagación del virus.

Exposición muy baja

Aquella exposición que se produce por aproximación a una distancia nunca inferior a 2.0 metros con trabajadores asintomáticos.

 

Por tanto, en los escenarios de exposición baja y muy baja se proporcionará a los trabajadores una mascarilla autofiltrante como EPI de vías respiratorias cuando la distancia que deban mantener debido a la naturaleza intrínseca de las tareas que desempeñan sea inferior a 2 metros.

Se propone que las especificaciones y marcado CE de las mascarillas autofiltrantes sea como mínimo según la Tabla 1 siguiente.

Tabla 1 Propuesta de uso de mascarillas autofiltrantes en función de la distancia de los trabajadores

Distancia Marcado CE
Más de 2.0 metros No se requiere
Entre 1.5 y 2.0 metros FFP1
Entre 1.0 y 1.5 metros FFP2
Menor de 1.0 metro FFP3

 

En términos de alejamiento entre los trabajadores el parámetro fundamental es la distancia establecida para el contacto estrecho (7). No obstante, se puede tener en cuenta otros parámetros de la exposición tales como la duración cuando sea menor de 15 minutos o la ventilación del recinto. Espacios confinados, recintos cerrados o trabajos al aire libre dan como resultados concentraciones del agente biológico muy diferentes para la misma fuente de contagio.

La propuesta de uso de las mascarillas autofiltrantes y la distancia es una acción preventiva que debe realizarse sin perjuicio de la combinación de otras acciones preventivas y recomendaciones, por ejemplo, de las autoridades sanitarias, tales como la etiqueta respiratoria, la higiene de manos, evitar tocar mucosas, etc.

Ilustración 2 Infografía de elaboración propia.

En la Ilustración 2 se aporta una infografía que resume una estrategia de uso de las mascarillas autofiltrantes en función de la distancia entre los trabajadores bajo la hipótesis de que los citado EPI se están agotando y es imperativo optimizar la eficacia de la protección. Es decir, proporcionar el EPI más eficaz a aquellos trabajadores cuya exposición al riesgo de contagio sea mayor debido a la cercanía a un eventual trabajadero asintomático, portador del virus pero que no manifiesta síntomas y que tampoco es un caso confirmado por una prueba de laboratorio.

 

En aislamiento domiciliario, en Valencia a 22 de marzo de 2020.

 

Referencias

  1. Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática. Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. [En línea] Texto consolidado a 18/03/2020, 14 de 03 de 2020. [Citado el: 21 de 03 de 2020.] «BOE» núm. 67, de 14 de marzo de 2020, páginas 25390 a 25400 (11 págs.). https://www.boe.es/eli/es/rd/2020/03/14/463. BOE-A-2020-3692.
  2. National Institute for Occupational Safety and Health (NIOSH). [En línea] 13 de 01 de 2015. [Citado el: 22 de 03 de 2020.] https://www.cdc.gov/niosh/topics/hierarchy/default.html.
  3. Jefatura del Estado. Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de Riesgos Laborales. [En línea] Texto consolidado al 29/12/2014, 10 de 11 de 1995. [Citado el: 22 de 03 de 2020.] «BOE» núm. 269, de 10/11/1995. https://www.boe.es/eli/es/l/1995/11/08/31/con. BOE-A-1995-24292.
  4. Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Resolución de 20 de marzo de 2020, de la Secretaría General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, sobre especificaciones alternativas a las mascarillas EPI con marcado CE europeo. [En línea] 20 de 03 de 2020. [Citado el: 22 de 03 de 2020.] «BOE» núm. 77, de 20/03/2020. https://boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2020-3945. BOE-A-2020-3945.
  5. Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al nuevo coronavirus (SARS-CoV-2). [En línea] V.1 (11/03/2020), 11 de 03 de 2020. [Citado el: 22 de 03 de 2020.] https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/PrevencionRRLL_COVID-19.pdf.
  6. Ministerior de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Productos virucidad autorizados en España. [En línea] 19 de 03 de 2020. [Citado el: 22 de 03 de 2020.] https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Listado_virucidas_PT2_ambiental.pdf.
  7. Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Procedimiento de actuación frente a casos de infección por el nuevo Coronavirus (SARS-CoV-2). [En línea] Actualización a 15/03/2020, 15 de 03 de 2020. [Citado el: 22 de 03 de 2020.] https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Procedimiento_COVID_19.pdf.

 

Índice de ilustraciones y tablas.

Ilustración 1 Jerarquía de acciones preventivas (elaboración propia).

Ilustración 2 Infografía de elaboración propia.

Tabla 1 Propuesta de uso de mascarillas autofiltrantes en función de la distancia de los trabajadores.

 

Cuando las barbas de tu vecino veas cortar…

Estilos de barba y eficiencia de las mascarillas.

Hay que ser coherente con lo que se predica. La seguridad es lo primero.

Antes del Estado de Alarma
Durante el Estado de Alarma

En las actuales circunstancias de propagación del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, en cualquier momento, sin previo aviso puedes verte obligado a utilizar de forma intensa algún equipo de protección respiratoria (mascarillas sanitarias, mascarillas autofiltrante, medias máscaras, etc.)

Y sí, la barba es un problema desde el punto de vista de la eficiencia de estos EPI. En todos estos EPR es vital que la superficie perimetral de la máscara selle perfectamente contra la piel de la cara. La mala noticia es que casi todas las barbas y bigotes interfieren en el sellado que la mascarilla debe hacer contra la piel de la cara para garantizar la máxima protección.

Si estas enfermo por COVID-19 deberías usar una mascarilla sanitaria para no propagar el nuevo coronavirus al toser o estornudar.

Si estas asintomático y cuidas de personas con enfermedad de base, deberías usar una mascarilla sanitaria para proteger a las personas especialmente sensibles y vulnerables.

Si estas en una situación de riesgo, por atender a personas enfermas, o porque alguna circunstancia excepcional te obliga a mantener un contacto estrecho (menos de dos metros) entre personas, deberías usar una mascarilla autofiltrante FFP2 como mínimo.

En todos esos casos es fundamental para evitar la propagación del coronavirus que el perímetro de la máscara selle perfectamente contra la piel de la cara.

El vello facial en abundancia hace que ese sellado no sea perfecto y se generen corrientes de aire por los que el virus entrará fácilmente a las vías respiratorias. Algunos estudios han detectado pérdidas de eficacia con barbas incipientes de 1 o 2 días.

Si pese a todo lo dicho el amor por tu vello facial te impide eliminarlo completamente, al menos, dale un estilo que sea compatible con el uso de los EPR.

Estilismos faciales vs mascarillas. Fuente: CDC

El CDC americano ha publicado una infografía con algunos estilismos de barba y bigote y su adecuación a las mascarillas faciales.

Como decía al principio, el domingo 15 de marzo procedí a rasurar mi, ya poblada, barba. Así que ya sabes mi consejo.

…pon las tuyas a remojar.

Exposición al agente biológico SARS-CoV-2 en obras de construcción.

El virus SARS-CoV-2 causante de la enfermedad COVID-19.

Cronología. (1) (2) (3)

El 31 de diciembre de 2019 se informó por primera vez a la Oficina Nacional de Organización Mundial de la Salud (OMS) de China sobre una neumonía sin causa conocida detectada en Wuhan, China. El informe registró 27 casos, 7 de ellos graves, de neumonía de etiología desconocida con inicio de síntomas el 8 de diciembre de 2019. En todos los casos se identificó una exposición común a un mercado mayorista de marisco, pescado y animales vivos de la ciudad de Wuhan, pero no se pudo identificar la fuente del brote.

  1. El 1 de enero de 2020 se cierra el mercado asociado al brote.
  2. El 7 de enero de 2020, las autoridades chinas identificaron como agente causante del brote un nuevo tipo de virus de la familia Coronaviridae, que ha sido denominado SARS-CoV-2.
  3. El 12 de enero de 2020 las autoridades chinas comparten la secuencia genética.
  4. El 30 de enero de 2020, el brote fue declarado como Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional.
  5. El 11 de febrero de 2020, la OMS anunció un nombre para la nueva enfermedad por coronavirus: COVID-19.

Estado de Alarma.

El RD463/2020 declaró el estado de alarma (4) en todo el territorio nacional y durante quince días naturales. El citado real decreto entró en vigor en el momento de su publicación en el BOE que fue el sábado 14 de marzo de 2020.
Tras un análisis preliminar del RD463/2020 extraigo las siguientes conclusiones:

  1. No existe ninguna medida de contención en el ámbito de las actividades propias de la industria de construcción. El real decreto incluye un ANEXO que relaciona una serie de equipamientos y actividades cuya apertura al público queda suspendida con arreglo a los dispuesto en el artículo 10.3 del RD463/2020. Ni las obras de construcción ni otras afines están relacionadas en el citado anexo.
  2. Algunas de las restricciones y medidas de contención pueden tener un efecto indirecto en la normalidad del desarrollo de las obras de construcción. Pero esas interferencias deben abordarse como un reto para nuestro ingenio y no como una excusa para desistir y paralizar una obra.
    El artículo 7.1.c) del RD463/2020 que limita el derecho constitucional (art. 19 CE) de libertad de circulación de las personas permite explícitamente el desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar la prestación laboral, profesional o empresarial. Obviamente, también se permite el retorno al lugar de residencia habitual.
  3. El artículo 7.2 del RD463/2020 permite la circulación de vehículos particulares para la realización de las actividades a que se refiere el apartado 1. Esto garantiza la movilidad de los trabajadores desde su domicilio hasta la obra de construcción. La circulación pedestre o rodada habrá de hacerse individualmente salvo que se justifique la necesidad de circular dos trabajadores en el mismo vehículo.
  4. El artículo 14 del RD463/2020 establece medidas en materia de transportes con objeto de garantizar el abastecimiento. Si la autoridad competente estableciera alguna restricción a la circulación de vehículos de suministro de mercancías podría producirse la rotura de stocks en determinados suministros o materiales. Hay que considerar el escenario de un desabastecimiento que pudiera afectar a las obras y las medidas preventivas para mitigar sus efectos: re-planificar la producción, estudio de acopios, etc.
  5. El artículo 17 del RD463/2020 establece medidas para garantizar el suministro de energía. Hay que considerar el escenario de interrupciones en el suministro de energía eléctrica o de productos derivados del petróleo que pudiera afectar a las obras y las medidas preventivas para mitigar sus efectos: instalación de grupos electrógenos, carga de tanques de la maquinaria y de tanques auxiliares, etc.

El RDL8/2020 elaborado durante la redacción de este artículo y publicado en el BOE de hoy 18/03/2020 confirma las conclusiones anteriores. Siendo cierto que la situación creada tras la aplicación del RD463/2020 crea dificultades en las cadenas de suministro lo que puede perturbar la continuidad de determinadas obras de construcción, no es menos cierto que el RDL8/2020 es una apuesta decidida por la continuidad en la actividad productiva en todas aquellas actividades que no impliquen altas concentraciones de personas que faciliten la propagación del COVID-19 (5).

El artículo 34 del reciente RDL/2020 ha establecido medidas en materia de contratación pública para paliar las consecuencias del COVID-19. Estas medidas no suspenden las actividades de las obras de construcción. Las medidas van dirigidas a los contratos públicos de obras en los que, debido a esta situación, los contratistas se vean imposibilitados a continuar la ejecución del contrato.

El objetivo primario es claro, la salud pública. Pero también es un objetivo secundario la continuidad en la actividad productiva y el mantenimiento del empleo. Solo las autoridades sanitarias tienen la visión de conjunto de la situación del país y, a la vista, de las disposiciones legales dictadas recientemente no han considerado necesario la suspensión generalizada de la actividad de las obras de construcción.

Los trabajadores del sector de la edificación poco o nada podemos aportar al objetivo primario, salvo el cumplimiento estricto de las recomendaciones de las autoridades sanitarias y el cumplimiento de un eventual confinamiento domiciliario, si se decretase la suspensión de todas las obras de construcción. Los acontecimientos evolucionan con mucha rapidez, pero a esta hora, esa suspensión no se ha producido.

Donde es fundamental la aportación de los trabajadores del sector de la edificación es en el objetivo secundario. La productividad es un bien jurídicamente protegido por el artículo 38 de la Constitución Española (6). Su sostenimiento y mejora constituye un deber básico de los trabajadores según establece el artículo 37 del VI Convenio General del Sector de la Construcción (7). Hasta nueva orden de las autoridades sanitarias, no es momento de flaquear en esa obligación.

Marco normativo de aplicación

El marco normativo a aplicar en las obras de construcción se ve necesariamente extendido a todas las disposiciones que se dicten en relación con la crisis sanitaria.

En concreto, obviamente es de aplicación el RD463/2020 en lo que a las obras de construcción pueda afectar y el Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo (8) que será aplicable por similitud, puesto que las obras de construcción no están en el ámbito de aplicación del citado real decreto. Existe una guía técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos. (9)

Ante esta situación, grave y excepcional el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España y el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España han hecho públicos sendos comunicados en relación a la gestión de las obras de construcción que se puedan ver afectadas por la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

El 15 de marzo se comunican unas “pautas de actuación de la dirección facultativa de las obras en curso de ejecución ante la situación de emergencia sanitaria creada por el COVID-19”. (10) En lo sucesivo me referiré a este documento como recomendaciones CGATE.

El 16 de marzo se comunican “medidas excepcionales de actuación ante la crisis sanitaria provocada por el coronavirus COVID-19” (11). Este documento es de aplicación a las actividades propias del Consejo y va dirigido a los trabajadores de citado organismo.

Las recomendaciones CGATE no establece una paralización general de todas las obras de construcción. Proporciona un curso de acción basado en la normativa de aplicación vigente y en las nuevas recomendaciones de las autoridades sanitarias en relación con COVID-19.

  1. Las actuaciones en general son las adecuadas. Únicamente considero necesario aclarar algunas cuestiones.
    Según el actual conocimiento del virus la distancia mínima de seguridad debería ser de 2 metros (3) y no de 1 metro. La definición de contacto estrecho establece una distancia de 2 metros. Téngase en cuenta que el RD486/1997 establece que por condiciones ergonómicas el criterio de diseño de los locales de trabajo establece un volumen libre por trabajador de 10 metros cúbicos. Este volumen se traduce en una esfera de espacio vital mínimo por condiciones ergonómicas de no menos de 1.34 metros.

  1. La medición de la temperatura corporal entra dentro del campo de la vigilancia de la salud sólo podrá llevarse a cabo cuando el trabajador preste su consentimiento (art. 22 LPRL). No es una medida que pueda ser impuesta en el ámbito laboral.
  2. La medida de paralización inmediata de la obra cuando algún trabajador fuera clasificado como caso confirmado puede resultar excesiva, a priori. Las medidas que haya que adoptar en relación con la investigación de las personas de su entorno, el laboral incluido, corresponde a las autoridades sanitarias. Lo que sí será necesario es extremar una limpieza de todo el entorno laboral al que haya podido tener acceso el trabajador. En este sentido, existe evidencia científica (12) de la permanencia de SARS-CoV-2 viable en superficies hasta de 72 horas. Véase Tabla 1. Para inactivar el SARS-CoV-2 se procederá a una limpieza con etanol al 95% o con hipoclorito sódico (lejía) en concentraciones superiores al 0.1% (12)
  3. En este sentido, debe quedar claro que el ámbito de la PRL se extiende hasta el momento en el que el trabajador es un caso confirmado de COVID-19. A partir de ese momento, los protocolos que se aplican al trabajador y a su entorno corresponde a las autoridades sanitarias. Las acciones preventivas en la obra de construcción continuarán con el enfoque preventivo para evitar o minimizar la propagación del virus en el lugar de trabajo. Desde mi punto de vista tomar acciones contra las personas de su entorno puede estigmatizar a esos trabajadores. En principio no se deberían diseñar e implementar protocolos sobre las personas que vayan más allá de lo que las autoridades sanitarias hayan establecido, salvo el ejercicio de los derechos que corresponda ejercer a cada trabajador.

Solidaridad profesional.

Diversas personas e instituciones se han movilizado para aportar y compartir su conocimiento y experiencia desinteresadamente.
Me constan solo algunas de esas aportaciones. En situaciones de gran dinamismo como la presente, seguro que en los próximos días y semanas irán incorporándose nuevas aportaciones y adaptándose las ya existentes.

Seguro que son más que las que en este listado están. Pido disculpas a compañeros y organismos, pero con tan poco tiempo he podido recopilar únicamente estas.

  • Entrada en el blog Fernando Espinosa Gutierrez. http://www.fernandoespinosa.es/noticias/view/141/el-covid-19-y-las-obras-de-construccion/page=
  • Respuesta a las preguntas que se han hecho por los CSS al Colegio de Murcia, en relación al Coronavirus y su actividad profesional. https://www.dropbox.com/s/lo5inxqux50ncnl/CSS%20Y%20SITUACI%C3%93N%20GENERADA%20POR%20EL%20COVID.%20PREGUNTAS%20Y%20RESPUESTAS.pdf?dl=0

Es de agradecer la celeridad con la que se han puesto a trabajar en atender las dudas que a muchos compañeros de profesión les iban a producir las actuales circunstancias.

Prevención de la exposición al coronavirus SARS-CoV-2.

Se proponen una batería de acciones preventivas para prevenir el riesgo de exposición al agente biológico SARS-CoV-2 causante de la enfermedad COVID-19 en el ámbito de las obras de construcción. En la medida de lo posible se han adaptado las recomendaciones generales para el público a las actividades propias de las obras de construcción. No obstante, deben ser los agentes con responsabilidades en materia de PRL quienes diseñen e implementen medidas específicas a cada una de las tareas.

El principio que debe imperar ante esta situación con un nuevo coronavirus (13) es el principio de precaución (14). En virtud de este principio se adoptarán medidas protectoras ante la sospecha fundada de que el nuevo coronavirus crea un riesgo grave para la salud pública. El bien máximo a proteger en esta situación es la salud pública, algo que en principio excede el ámbito de aplicación de la LPRL. Es prioritario mantener la operatividad del Sistema Nacional de Salud (SNS) para poder atender con la celeridad y calidad necesaria los casos más graves de las personas más vulnerables. Los casos leves, la mayoría, no comprometen la operatividad del SNS.

No obstante, también se debe proteger la salud de los trabajadores, especialmente aquellos que padecen determinadas enfermedades de base (3).

Evaluación del riesgo de exposición al SARS-CoV-2.

Debe recordarse al empresario (promotor, contratista, subcontratista, incluso trabajador autónomo con asalariados a su cargo) que “en el caso de exposición a agentes susceptibles de causar daños graves a la salud de los trabajadores, se considerará que existe un riesgo grave e inminente cuando sea probable racionalmente que se materialice en un futuro inmediato una exposición a dichos agentes de la que puedan derivarse daños graves para la salud, aun cuando éstos no se manifiesten de forma inmediata” (15).

La primera propuesta es necesariamente,

  1. Elaborar una evaluación de riesgos laborales por perfiles de puestos de trabajo: trabajadores especialmente sensibles al riesgo de exposición al SARS-CoV-2 y el resto de trabajadores.

Son trabajadores especialmente sensibles al riesgo de exposición al SARS-CoV-2 todos aquellos que presentan factor de riesgo por enfermedad de base o por su situación biológica. Las enfermedades de base son diabetes, enfermedad cardiovascular (incluida hipertensión), enfermedad hepática crónica, enfermedad pulmonar crónica, enfermedad renal crónica, enfermedad neurológica o neuromuscular crónica, inmunodeficiencia (incluyendo VIH) y cáncer. Las situaciones biológicas especiales son el embarazo y el postparto de menos de 6 semanas.

2. Elaborar un anexo al plan de seguridad y salud en el trabajo con las acciones preventivas frente a la exposición al agente biológico nuevo coronavirus SARS-CoV-2 causante de la enfermedad COVID-19. Debe establecerse la presencia de recursos preventivos de los servicios de prevención o la de los trabajadores a quienes se ha asignado la presencia de forma expresa para la vigilancia exhaustiva de las medidas implementadas.

Acciones preventivas.

Ínterin se desarrolla la evaluación del riesgo de exposición es imperativo implementar algunas medidas preventivas siguiendo las recomendaciones de los organismos internacionales, nacionales y autonómicos competentes en materia de sanidad.

Medidas de reducción del riesgo de exposición.

3. Rediseñar la organización del trabajo. Es conveniente evitar aglomeraciones de trabajadores. Se separarán al máximo los equipos, por ejemplo, caravisteros en fachadas distintas, o albañiles en plantas distintas. Se debe maximizar el aislamiento social para minimizar las interacciones.

4. Adoptar medidas de protección colectiva o, en su defecto, de protección individual, cuando la exposición no pueda evitarse por otros medios y así lo establezca las autoridades sanitarias. Por ejemplo, medidas de protección colectiva puede ser

a) la ventilación periódica de los recintos con mayor exposición (oficina de gestión de obra, oficinas de ventas, servicios higiénicos, comedores, etc.),

b) la reducción del aforo de recintos como consecuencia de las recomendaciones de distanciamiento social (1 a 2 metros) (16) en salas de reunión, casetas sanitarias, etc.

c) la disposición de barreras físicas transparentes para evitar la propagación en casos en los que sea imposible evitar el contacto estrecho

5. Proporcionar los EPI necesarios como resultado de la evaluación de riesgos que se haya realizado.

6. Evitar o minimizar las reuniones presenciales para la gestión de la obra. Fomentar las reuniones por videoconferencia. Implementar el uso de TIC en la gestión de las obras. En caso de que sea imperativo una reunión presencial se deberá cumplir el distanciamiento social de 2 metros como mínimo, ventilar intensamente el recinto, etc.

7. Señalización. Diseñar e implementar una estrategia de señalización del riesgo biológico obligando hábitos seguros, prohibiendo hábitos inseguros, y advirtiendo del riesgo biológico.

Medidas higiénicas.

Se propone implementar medidas de higiene que eviten o dificulten la dispersión del SARS-CoV-2 en la obra. Cumplir las recomendaciones de higiene proporcionadas la OMS, del MSCBS y de CSUSP-GV requiere de actuaciones concretas del empresario en el ámbito laboral.

8. Impartir una instrucción instando a todos los trabajadores de la obra a adoptar las medidas preventivas básicas (higiene de manos, protocolo respiratorio y no tocarse mucosas de ojos, nariz y boca) para evitar la exposición o la infección al AB SARS-CoV-2 que causa la enfermedad COVID-19.

9. Proporcionar dispensadores de desinfectante de manos a base de alcohol (>60%) en aquellos recintos que pueden favorecer la propagación de los virus. Por ejemplo:

a) Puestos donde se comparten equipos de trabajo como ordenadores, dispositivos de mando, maquinaria, medios auxiliares, herramientas, etc. Siendo preferible el uso de agua y jabón para el lavado de manos, esta opción puede producir disfunciones en las operaciones de construcción.

b) Unidades de atención al público, como oficina de obra, caseta de ventas, piso piloto. Promotores y contratistas, según el caso, deberían considerar suspender las actividades no críticas.

10. Extremar la limpieza de superficies que puedan servir de vehículo de transmisión al virus SARS-CoV-2. Para ello:

a) Incrementar la frecuencia de limpieza por el servicio de limpieza en fómites (mesas, pomos, pasamanos, etc.) en los que el virus pueda estar activo.

b) Proporcionar pulverizadores con detergente desinfectante y bobinas de celulosa para que los trabajadores desinfecten las superficies que vayan a utilizar o hayan utilizado. Esta medida involucra y empodera a cada trabajador para que sea responsable de su propia salud y de la de todos. No se trata, salvo que la ER así lo determine, de obligar a nadie, pero si se quiere hacer, los contratistas deben proporcionar los medios para que se pueda hacer.

11. Restringir que los trabajadores coman o beban en las zonas de trabajo (mesas improvisadas, mesas del despacho, etc.) en las que puede haber transferencia del virus. Se debe hacer uso de las zonas especialmente habilitadas para la ingesta de alimentos, es decir, la caseta-comedor de empresa. Recuérdese que el RD463/2020 ha suspendido actividades de hostelería y restauración.

12. Establecer durante la jornada laboral los tiempos necesarios para el aseo personal antes de la comida, antes de abandonar el trabajo o ante la sospecha de una posible contaminación.

Vigilancia de la salud de los trabajadores.

Se refiere a la vigilancia adecuada y específica de la salud de los trabajadores en relación con los riesgos por exposición a SARS-CoV-2, realizada por el personal sanitario del SIPSL.

13. Ofrecer a los trabajadores la posibilidad de realizar controles extraordinarios del estado de salud que puedan servir de factor centinela ante el riesgo de exposición al SASR-CoV-2. Por ejemplo, medida de la fiebre.

14. Ofrecer y poner a disposición de los trabajadores la profilaxis o vacuna cuando esté disponible según el avance del conocimiento del SARS-CoV-2, y de los criterios de las autoridades sanitarias; informándoles de las ventajas e inconvenientes de la vacunación.

15. Implementar una campaña de información y educación para la salud sobre enfermedades infecciosas respiratorias de forma permanente durante los periodos de tiempo en que se suelen presentar con mayor virulencia. Téngase en cuanta que las medidas preventivas frente a la gripe estacional y otras enfermedades respiratorias comunes también podrían ayudar en el futuro a proteger a la población de los coronavirus.

Información y formación de los trabajadores en el trabajo.

Se refiere a informaciones acerca del actual brote de COVID-19 provocado por el virus SARS-CoV-2 en la confianza de que la divulgación de información veraz, científica, proveniente de fuentes oficiales ayuda a la comunidad universitaria a mantener la calma y evitar comportamientos irracionales.

16. Informar a través de los medios disponibles (cartelería, correo electrónico, etc.) de la información relativa al virus publicada por las fuentes de referencia:

    • OMS: https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019
    • CCAES (Ministerio de Sanidad, Gobierno de España): https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/home.htm
    • Consellería de Sanitat Universal i Salut Pública (Generalitat Valenciana): http://www.san.gva.es/coronavirus
    • CDC en español: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/index-sp.html
    • CDC en inglés: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/index.html

17. Elaborar una guía de recomendaciones o de preguntas y respuestas relativa al virus y específicas para las actividades que se desarrollan en la obra de construcción, en particular en relación con:

a) Los riesgos potenciales para la salud.

b) Las precauciones que deberán tomar para prevenir la exposición.

c) Las disposiciones en materia de higiene.

d) La utilización y empleo de ropa y equipos de protección individual, en su caso.

e) Las medidas que deberán adoptar los trabajadores en el caso de incidentes y para la prevención de éstos.

18. Formación sobre la colocación, uso y desechado de los EPI específicos para evitar el contagio. Entrenamiento diario antes de la jornada para incorporar la rutina como hábito lo antes posible.

Organización del trabajo.

19. Elaborar una instrucción de flexibilización de los controles de producción (presencia, etc.) de los trabajadores que puedan estar afectados por la enfermedad, que queden sujetos a medidas de confinamiento por las autoridades sanitarias o que deban de atender a familiares afectados por la enfermedad o por medidas de confinamiento, especialmente si se trata de grupos de riesgo por comorbilidad (17) de los trabajadores (edad, enfermedades de base o situación biológica) que derive en una respuesta inmune deficitaria.

20. Es imperativo evaluar aquellas tareas en las que por su naturaleza sea inherente el contacto estrecho por tener que realizarse sin asilamiento, es decir, mínimo dos trabajadores por motivos de seguridad, y en los que no se pueda garantizar la distancia mínima de 2 metros. Por ejemplo, trabajos verticales, en espacios confinados, etc.). En estos casos se deben considerar la suspensión de las actividades que no sean críticas o extremar las medidas de prevención (por ejemplo, equivalentes a exposición con amianto).

Coordinación de actividades empresariales.

21. Impartir instrucciones a contratistas que puedan verse afectadas por alguna de las medidas preventivas que se implemente. En las siguientes actividades se mantendrá una especial vigilancia en el cumplimiento de las instrucciones que se impartan ya que se les presupone un mayor riesgo por estar más frecuentemente asociados a determinados AB y sus enfermedades (18):

a) Personal de limpieza de casetas.

b) Actividades de eliminación de residuos: los peones de limpieza de escombros.

Ética y responsabilidad social, individual y corporativa.

22. Sea flexible y solidario en la aplicación de determinadas normas relacionadas con la conciliación, horarios, etc. El miedo es humano. Todos debemos ayudarnos a superar esta situación. La palabra clave es: juntos. En el ámbito laboral nuestra aportación debe centrarse en dos objetivos:

a) Objetivo sanitario: No propagar el virus en nuestro entorno laboral.

b) Objetivo social: Aportar a la economía nacional sosteniendo la producción y el empleo.

23. Elaborar una campaña que promueva el respeto y consideración a personas que, por razón de riesgo, enfermedad de COVID-19 o cualquier otra enfermedad o debido a usos sociales propios de otros países lleven mascarillas. Hay que prevenir la estigmatización del enfermo o del diferente.

24. Realizar un exhaustivo seguimiento de la situación y su evolución mediante los instrumentos y órganos previstos por la LPRL: presencia de los recursos preventivos del SP y de los trabajadores a quienes se les haya asignado la presencia de forma expresa.

Incumplimientos en materia de PRL.

El incumplimiento de las obligaciones del empresario en materia de PRL por exposición al AB SARS-CoV-2 podría constituir infracción en materia de PRL por vulneración de los siguientes preceptos:

  1. Artículo 4 del RD 664/1997 por la omisión de realizar una evaluación del riesgo de exposición al AB SARS-CoV-2, en relación con el artículo 3 del RSP y con el artículo 16.2.a) de la LPRL.
  2. Artículo 6 del RD 664/1997 por la omisión de implantar medidas preventivas efectivas y generalizadas de reducción y control de tales riesgos, en relación con el artículo 16.2.b) de la LPRL.

Infracciones y sanciones.

Las acciones u omisiones arribas referidas podrían constituir infracciones administrativas en el orden social y ser objeto de sanción, previa instrucción del oportuno expediente, a propuesta de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Todo ello sin perjuicio de las responsabilidades de otro orden que puedan concurrir para los sujetos responsables de la infracción.

Concretamente, son infracciones laborales en materia de prevención de riesgos laborales las acciones u omisiones de los diferentes sujetos responsables que incumplan las normas legales, reglamentarias y cláusulas normativas de los convenios colectivos en materia de seguridad y salud en el trabajo sujetas a responsabilidad conforme a esta ley (19).

Por tanto, podrían considerarse como infracciones leves aquellas que supongan incumplimientos de la normativa de PRL, siempre que carezcan de trascendencia grave para la integridad física o la salud de los trabajadores (art. 11.4 LISOS).

También podrían considerarse como infracciones graves:

  1. No llevar a cabo las evaluaciones de riesgos y, en su caso, sus actualizaciones y revisiones, así como los controles periódicos de las condiciones de trabajo y de la actividad de los trabajadores que procedan, o no realizar aquellas actividades de prevención que hicieran necesarias los resultados de las evaluaciones, con el alcance y contenido establecidos en la normativa sobre prevención de riesgos laborales [art. 12.1.b) LISOS].
  2. El incumplimiento de las obligaciones en materia de formación e información suficiente y adecuada a los trabajadores acerca de los riesgos del puesto de trabajo susceptibles de provocar daños para la seguridad y salud y sobre las medidas preventivas aplicables [art. 12.8 LISOS].
  3. La superación de los límites de exposición a los agentes nocivos que, conforme a la normativa sobre prevención de riesgos laborales, origine riesgo de daños graves para la seguridad y salud de los trabajadores, sin adoptar las medidas preventivas adecuadas [art. 12.9 LISOS].
  4. No adoptar el empresario titular del centro de trabajo las medidas necesarias para garantizar que aquellos otros que desarrollen actividades en el mismo reciban la información y las instrucciones adecuadas sobre los riesgos existentes y las medidas de protección, prevención y emergencia, en la forma y con el contenido establecidos en la normativa de prevención de riesgos laborales [art. 12.14 LISOS].

También podrían considerarse como infracciones muy graves:

  1. El mantenimiento de la adscripción de los trabajadores a puestos de trabajo cuyas condiciones de exposición al AB SARS-CoV-2 fuesen incompatibles con sus características personales de especial sensibilidad por padecer alguna enfermedad de base, cuando de ello se derive un riesgo grave e inminente para la seguridad y salud de los trabajadores [art. 13.4 LISOS].

Las infracciones en materia de prevención de riesgos laborales se sancionarán con multa conforme a la Tabla 2.

Tenga en cuenta el empresario que la inobservancia de las propuestas realizadas por los delegados de prevención para la corrección de las deficiencias legales existentes es uno de los criterios que se tendrá en cuenta a los efectos de establecer la graduación de las sanciones por infracciones en materia de PRL.

Dilema deontológico.

Se han expuesto los argumentos normativos que sustentan una decisión de continuidad de las actividades productivas.

Se aportan ahora argumentos de índole deontológico que van a plantear un dilema en la toma de decisiones.

Los profesionales de la Arquitectura Técnica deber dirigir su actuación profesional según un código deontológico aprobado por la Asamblea General del CGATE (20).

Este código deontológico de actuación profesional de la Arquitectura Técnica declara como uno de sus principios fundamentales el respeto a la función social de la profesión. Este principio se desarrolla en el artículo 2.1 que establece que “corresponde a la Arquitectura Técnica velar por los intereses sociales generales y constitucionalmente protegidos, en cuanto puedan relacionarse con las actividades y funciones profesionales que le son propias, con arreglo a lo establecido legal y estatutariamente”. A pesar de que el artículo 3.2 obliga al ejercicio profesional “con plena independencia de criterio y responsabilidad” ambos preceptos, el interés general y la independencia, están limitados por el marco normativo vigente, tanto de la legislación, como de la propia profesión.

Infringir tales preceptos, sea por acción o por omisión, constituye una falta de ética profesional sancionable previa instrucción del expediente correspondiente.

En cambio, la mayoría de los códigos éticos de diversas sociedades de ingenieros no suelen someter la preocupación de la máxima importancia a la seguridad, la salud y el bienestar público a ninguna otra consideración. Uno de los principios generales más ampliamente similares en esos códigos éticos es precisamente el que reza así:

“Engineers shall hold paramount the safety, health and welfare of the public and shall strive to comply with the principles of sustainable development in the performance of their professional duties.” (21)

“Los ingenieros otorgarán la máxima importancia a la seguridad, la salud y el bienestar público y deben esforzarse por cumplir con los principios del desarrollo sostenible en el desempeño de sus deberes profesionales.” (Traducción del autor).

Con independencia de la estrategia que ha adoptado el Gobierno de España, la OMS ha venido recomendando medidas de aislamiento social. Atender a esta recomendación requiere tomar decisiones en el ámbito de competencias profesionales en el que entran en juego aspectos de responsabilidad individual y también colectiva.

Puesto que es una decisión personal no voy a dar ninguna solución que no tengo. Cada individuo deberá encontrar su propia respuesta para no contravenir la normativa vigente.

En todo caso, si tu criterio profesional entra en conflicto con la normativa vigente en circunstancias en las que la seguridad, la salud y el bienestar se encuentra en peligro deberías informar a tu cliente y trabajadores a tu cargo de las posibles consecuencias para que ellos puedan tomar una decisión responsable e informada. Apela a la responsabilidad social del principio mayor a proteger: la vida.

Pero cuando lo hagas, recuerda esas escenas, que vienen como anillo al dedo, de la película “Estallido” (22)

Some of us have doubts about what we are about to do. It’s human.
(…)
I’m confident that each of us… each of you… will do his duty.
(…)
If you think I’m lying, drop the bomb. If you think I’m crazy, drop the bomb. But don’t drop the bomb because you’re following orders!
Your superiors have another agenda.

Lo que, según una traducción libre del autor, significa:

Algunos de nosotros tenemos dudas sobre lo que estamos a punto de hacer. Es humano.
(…)
Estoy seguro de que cada uno de nosotros … cada uno de ustedes … cumplirá con su deber.
(…)
Si crees que estoy mintiendo, lance la bomba. Si crees que estoy loco, lance la bomba.
¡Pero no lances la bomba porque estás siguiendo órdenes!
Sus superiores tienen otras prioridades.

Que no te obsesione el dilema. Es una situación imposible de resolver porque la escala del problema excede el ámbito de la obra de construcción que gestionas. Es una cuestión que te sobrepasa porque no dispones de toda la información ni de los conocimientos para poder encontrar una solución de equilibrio entre la salud pública y la economía del país.

¿Cuál será el coste en términos de salud del riesgo de propagar el virus por la interacción de los trabajadores?

¿Cuál será el coste para la economía nacional si se paraliza toda la actividad productiva?

Son preguntas abrumadoras que tal vez te estés planteando. Es humano hacerlo.

Tal vez si te las formulas a nivel local, en lugar de nacional la respuesta sea más fácil. No tengas miedo a debatirlo en la obra con todos, incluidos los trabajadores. Y tal vez puedas encontrar tu propio curso de acción para tu caso específico.

En aislamiento domiciliario en Valencia, a 17 de marzo de 2020.

Referencias

1. World Health Organization. Events as they happen. Rolling updates on coronavirus disease (COVID-19). [Online] Actualización 13/03/2020, 31 12 2019. [Cited: 15 03 2020.] https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/events-as-they-happen.
2. Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Enfermedad por nuevo coronavirus, COVID-19. [Online] 31 01 2020. [Cited: 15 03 2020.] https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Informacion_inicial_alerta.pdf.
3. —. Procedimiento de actuación frente a casos de infección por el nuevo Coronavirus (SARS-CoV-2). [Online] Actualización a 11/03/2020, 11 03 2020. [Cited: 14 03 2020.] https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Procedimiento_COVID_19.pdf.
4. Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática. Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. [Online] 14 03 2020. [Cited: 16 03 2020.] «BOE» núm. 67, de 14 de marzo de 2020, páginas 25390 a 25400 (11 págs.). https://www.boe.es/eli/es/rd/2020/03/14/463. BOE-A-2020-3692.
5. Real Decreto 6641997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo. Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19. [Online] 18 03 2020. [Cited: 18 03 2020.] «BOE» núm. 73, de 18 de marzo de 2020, páginas 25853 a 25898 (46 págs.). https://boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2020-3824. BOE-A-2020-3824.
6. Cortes Generales. Constitución Española. [Online] 29 12 1978. [Cited: 18 03 2020.] «BOE» núm. 311, de 29/12/1978. https://www.boe.es/eli/es/c/1978/12/27/(1)/con. BOE-A-1978-31229.
7. Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Resolución de 21 de septiembre de 2017, de la Dirección General de Empleo, por la que se registra y publica el Convenio colectivo general del sector de la construcción. [Online] 26 09 2017. [Cited: 18 03 2020.] «BOE» núm. 232, de 26 de septiembre de 2017, páginas 94090 a 94253 (164 págs.). https://www.boe.es/eli/es/res/2017/09/21/(1). BOE-A-2017-10951.
8. Ministerio de la Presidencia. Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo. [Online] Texto consolidado a 30/03/1998, 12 05 1997. [Cited: 16 03 2020.] «BOE» núm. 124, de 24/05/1997. https://www.boe.es/eli/es/rd/1997/05/12/664/con. BOE-A-1997-11144.
9. Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. Guía técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos. [Online] 05 2014. [Cited: 16 03 2020.] Código: GT.108.1.14. https://www.insst.es/-/guia-tecnica-para-la-evaluacion-y-prevencion-de-los-riesgos-relacionados-con-la-exposicion-a-agentes-biologicos-ano-2014. NIPO: 272-14-040-7.
10. Sanz Corma, Alfredo and Comerón Graupera, Lluis. Pautas de actuación de la dirección facultativa de las obras en curso de ejecución ante la situación de emergencia sanitaria creada por el COVID-19. [Online] 15 03 2020. [Cited: 16 03 2020.] http://www.arquitectura-tecnica.com/pdf/comunicado.pdf.
11. Consejo General de la Arquitectura Técnica de España. Medidas excepcionales de actuación ante la crisis sanitaria provocada por el coronavirus COVID-19. [Online] 16 03 2020. [Cited: 16 03 2020.] http://www.arquitectura-tecnica.com/pdf/COMUNICADO%20CONSEJO_CORANOVIRUS.pdf.
12. Centro de Coordinación de Alertas y emergencias Sanitarias. informe Técnico: Enfermedad por coronavirus, COVID-19. [Online] Actualización 17/03/2020, 17 03 2020. [Cited: 18 03 2020.] https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/20200317_ITCoronavirus.pdf.
13. World Health Organization. National capacities review tool for a novel coronavirus. [Online] 10 01 2020. [Cited: 16 03 2020.] https://www.who.int/publications-detail/national-capacities-review-tool-for-a-novelcoronavirus. WHO/2019-nCoV/Readiness/v2020.1.
14. colaboradores de Wikipedis. Principio de precaución. [Online] 124035711, 05 03 2020. [Cited: 16 03 2020.] https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Principio_de_precauci%C3%B3n&oldid=124035711.
15. Jefatura del Estado. Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de Riesgos Laborales. [Online] Texto consolidado al 29/12/2014, 10 11 1995. [Cited: 09 03 2020.] «BOE» núm. 269. https://www.boe.es/eli/es/l/1995/11/08/31/con. BOE-A-1995-24292.
16. Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. ¿De qué forma se puede adquirir la infección? [Online] 2020. [Cited: 06 03 2020.] https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/FAQ/FAQ3OK.htm.
17. —. Procedimiento de actuación frente a casos de infección por el nuevo Coronavirus (SARS-CoV-2). Anexo 3: Formulario de notificación ante un caso en investigación o confrmado de infección por nuevo Coronavirus. [Online] 27 02 2020. [Cited: 09 03 2020.] https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Procedimiento_COVID_19.pdf.
18. Grupo de trabajo de Salud Laboral de la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Protocolo de vigilancia sanitaria específica para los/as trabajadores/as expuestos a agentes biológicos. [Online] 12 2001. [Cited: 07 03 2020.] https://www.mscbs.gob.es/ciudadanos/saludAmbLaboral/docs/agentes_biologicos.pdf. ISBN: 84-7670-616-2; NIPO: 351-01-061-7; Depósito Legal: AV-186-2001.
19. Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Real Decreto Legislativo 5/2000, de 4 de agosto, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social. [Online] Texto consolidado 12/03/2019, 08 08 2000. [Cited: 26 02 2020.] «BOE» núm. 189. https://www.boe.es/eli/es/rdlg/2000/08/04/5/con. BOE-A-2000-15060.
20. Consejo General de la Arquitectura Técnica de España – CGATE. Reglamento de Normas Deontológicas de Actuación Profesional. [Online] 08 11 2014. [Cited: 17 03 2020.] Aprobado por la Asamblea General del CGATE el 23/02/2008 y modificado por acuerdo de la Asamblea General de 08/11/2014.. http://www.arquitectura-tecnica.com/pdf/CODIGO_DENTOL.pdf.
21. American Society of Civil Engineers. Code of Ethics. [Online] 29 07 2017. [Cited: 17 03 2020.] https://www.asce.org/code-of-ethics/.
22. Petersen, Wolfgang. Outbreak. [Technicolor. Dolby Digital, 1.85:1]. [writ.] Laurance Dworet and Robert Roy Pool. [perf.] Dustin Hoffman, et al. Warner Bros., Arnold Kopelson Productions, Punch Productions, Kopelson Entertainment; Warner Bros., 1995. «Estallido» (España) 127 min.

Tablas

Tabla 1 Permanencia de SARS-CoV-2 viable en distintas superficies.

Tabla 2 Sanciones de las infracción en función de su tipificación y graduación (art. 40 LISOS).

COVID-19: acciones preventivas para centros universitarios. Recopilación de recomendaciones.

1. Introducción.

Las propuestas de acción preventiva que se describen pueden ser útiles para diversas enfermedades infecciosas virales que afectan al aparato respiratorio tales como la rinitis catarral (catarro común), la gripe o el coronavirus.
Ante el actual brote de enfermedad (COVID-19) por coronavirus (SARS-CoV-2) es necesario que las universidades establezcan un plan de prevención y respuesta frente al nuevo coronavirus que se adapte a las características específicas que una universidad realiza.
Los contenidos desarrollados a continuación han sido recopilados en servidores web públicos de fuentes de reconocido prestigio conforme se indica en las referencias y editados por el autor que no es médico. Para información sanitaria profesional debe dirigirse a las autoridades sanitarias de su país.
Las medidas propuestas están comprometidas con la seguridad de la comunidad universitaria y adaptan las recomendaciones generales para el público general a la idiosincrasia y las actividades desarrolladas por las universidades. Son un ejemplo de independencia universitaria, juicio crítico e integración de la PRL en las actividades de las universidades.

2. Cómo protegerse ante enfermedades víricas.

Las medidas básicas que a continuación se proponen ayudan a reducir el riesgo de desarrollar las enfermedades asociadas a los virus, tales como resfriados, gripe, COVID-19, etc. (Harvard University Health Services, 2020).
Los virus que causan enfermedades pueden propagarse de las personas infectadas a otras personas a través del aire y el contacto personal cercano. Esto puede suceder en numerosos hábitos cotidianos y sociales que en temporadas con brotes de enfermedades víricas conviene reducir e incluso eliminar a pesar del profundo arraigo que pueda tener en nuestra sociedad. Algunos de estos hábitos que ayudan a propagar los virus son:

a) Saludos con contacto físico como dar la mano o besar a personas contagiadas .
b) Tocar superficies que hayan recibido gotículas o hayan sido tocadas previamente por personas contagiadas, como mostradores de atención al público, pupitres de aulas, material de docencia o de laboratorios, teclados y dispositivos táctiles, pomos de puertas, interruptores de iluminación, grifos, etc.

La propagación y contagio se produce cuando la persona sana toca ojos, nariz o boca a sí misma o a terceros, como personas que puedan estar a su cargo como niños, personas enfermas, etc.
Las medidas básicas de higiene para reducir el riesgo de enfermedades respiratorias son, con carácter no exhaustivo (OMS. Organización Mundial de la Salud, 2019) (CDC. Centers for Disease Control and Prevention, 2020):

a) Lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón durante al menos 20 segundos, preferible 40 segundos, especialmente después de ir al baño, antes de comer, y después de sonarse la nariz, toser o estornudar y después de tener contacto con objetos o personas que pudieran estar contagiadas. Si no hay agua y jabón disponibles, use un desinfectante para manos a base de alcohol (mínimo 60%). Si las manos están visiblemente sucias debe usar agua y jabón. En el entorno universitario, lávese las manos antes y después de utilizar equipos de trabajo compartidos por el público en general tales como ordenadores de aulas y bibliotecas, instrumental de laboratorio, pantallas táctiles, máquinas dispensadoras, etc. (CDC. Centers for Disease Control and Prevention, 2019)
¿Porqué? Los virus que causan resfriados pueden vivir en sus manos, y lavarse las manos regularmente mata el virus y puede ayudarlo a protegerse de la enfermedad.

b) Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar si cree que no está contagiado. En caso contrario, lavarse las manos inmediatamente si se ha tocado ojos, nariz o boca, para evitar la propagación.
¿Por qué? Las manos tocan muchas superficies que pueden estar contaminadas con el virus. Si se toca los ojos, la nariz o la boca con las manos contaminadas, puedes transferir el virus de la superficie a sí mismo o viceversa.

c) Mantener un cierto distanciamiento social de cualquier persona de alrededor de un metro (la longitud de su brazo extendido). Especialmente manténgase alejado de las personas que presenten síntomas (fiebre, tos o estornudos) o que estén enfermas. Minimice el tiempo que pasa en aglomeraciones.
¿Por qué? Cuando alguien con una enfermedad respiratoria tose o estornuda, proyecta pequeñas gotículas que contienen el virus. Si está demasiado cerca, puede inhalar el virus.

d) No comparta objetos de uso personal como botellas de agua, vasos o utensilios para comer, gafas de cualquier clase (de seguridad, de sol) que estén en contacto con las mucosas (ojos, nariz o boca).
¿Por qué? Los objetos personales en contacto con mucosas contienen restos de tales mucosas y pueden contener el virus.

e) Practique otros buenos hábitos de salud. Duerma lo suficiente, haga actividad física, controle el estrés, beba muchos líquidos y coma alimentos nutritivos.
¿Por qué? Los hábitos saludables refuerzan el sistema inmunológico lo que permite reducir la posibilidad y los efectos de un eventual contagio.

f) Abra las ventanas para mejorar la ventilación de los recintos.
¿Por qué? La ventilación frecuente disminuye la concentración del virus en el aire.

g) Limpie y desinfecte los objetos y las superficies que se tocan con frecuencia con un spray o paño de limpieza doméstico.
¿Por qué? Las superficies de trabajo como mostradores de atención al público, pupitres de aulas, material de docencia o de laboratorios, teclados y dispositivos táctiles, pomos de puertas, interruptores de iluminación, grifos, etc. pueden contener virus por haber recibido gotículas o haber sido tocadas previamente por personas contagiadas.

h) Evite el consumo de productos animales crudos o poco cocinados.
¿Por qué? Para evitar la contaminación cruzada con alimentos crudos.

3. Cómo proteger a otros ante enfermedades víricas.

Las medidas básicas que a continuación se proponen ayudan a reducir el riesgo de propagar las enfermedades asociadas a los virus, tales como resfriados, gripe, COVID-19, etc. no solo cuando uno presenta síntomas o está diagnosticado sino también cuando uno está enfermo y no presenta síntomas o estos son tan leves que no los percibe como enfermedad.
La mayoría de las medidas del apartado anterior son igualmente efectivas para no favorecer la propagación. No obstante, si usted presenta alguna de las siguientes circunstancias:

a) haber viajado recientemente a alguna zona de riesgo
b) si muestra alguno o varios de estos síntomas: tos, fiebre o sensación de falta de aire,

debería cumplir las siguientes recomendaciones:

a) Evite el contacto estrecho con personas sanas.
b) Evite tocar sus ojos, nariz y boca.
c) Permanezca en casa si usted está enfermo.
d) Utilice un pañuelo desechable para cubrir su boca y la nariz cuando tosa o estornude. Deseche inmediatamente el pañuelo a la basura.
e) Limpie y desinfecte los objetos y las superficies que se tocan con frecuencia con un spray o paño de limpieza doméstico.
f) Utilice una mascarilla sanitaria para evitar la propagación del virus y así prevenir el contagio de la enfermedad a terceros sanos.
g) Lavarse las manos en las mismas condiciones ya descritas.

4. Gestión de la información.

En crisis sanitarias es fácil tener comportamientos irracionales. La mejor forma de evitarlos es mantener la calma y mantenerse informado con fuentes contrastadas, autorizadas y competentes. No cree, propague o difunda rumores o bulos. A estos efectos sea muy crítico con cualquier información que reciba. Si la información no proviene de una fuente solvente o no se citan las fuentes con las que se ha elaborado o editado la información debería ser considerada como un rumor o bulo. Verifique que las fuentes citadas existen verdaderamente.

El autor de esta información no es persona competente de la rama sanitaria. No obstante, la información ha sido elaborada y editada con la única finalidad de divulgar informaciones elaboradas por fuentes autorizadas y competentes. Aplique su juicio crítico también a este documento.
Ante cualquier duda sanitaria acuda a los servicios sanitarios y consulte con un médico.

5. Preguntas y respuestas.

El exceso de información puede saturar y ser contraproducente. Una forma muy eficaz de presentar la información pensando en la comunidad universitaria es presentarla en la forma de preguntas y respuestas frecuentes. Además, permite incorporar las preguntas que la misma universidad recibe a través de sus propios medios: área de información, servicio de prevención, etc.
Ofrecerla toda esta información ayuda a no colapsar los canales de información ya que permite redirigir en primera instancia a estas preguntas y respuestas frecuentes.
Una batería de preguntas y respuestas puede ser la siguiente (Ministerio de Sanidad, 2020) (Ministerio de Sanidad, 2020) (OMS. Organización mundial de la salud, 2019) (CDC. Centers for Disease Control and Prevention, 2020) (Harvard University Health Services, 2020) (Stanford Health Care, 2020).

P01. ¿Qué es la enfermedad por coronavirus (COVID-19)?
R: La enfermedad por coronavirus (COVID-19), es un nuevo virus respiratorio identificado por primera vez en Wuhan, provincia de Hubei, China. Un nuevo coronavirus (CoV) es un coronavirus que no ha sido identificado previamente. Tanto el nuevo virus como la enfermedad eran desconocidos antes de que estallara el brote en Wuhan (China) en diciembre de 2019

P02. ¿Cuál es la fuente de COVID-19?
R: Los coronavirus son una gran familia de virus. Algunos causan enfermedades en las personas, y otros, como los coronavirus caninos y felinos, solo infectan a los animales. Solo en raras ocasiones, los coronavirus animales que infectan a los animales han llegado a infectar a las personas y han podido propagarse entre ellas. Se sospecha que esto es lo que ocurrió para el virus que causa COVID-19. Hay más información disponible sobre la fuente y propagación de COVID-19 en el Resumen de situación de (COVID-19) del CDC (en inglés).

P03. ¿Cuáles son los síntomas y las complicaciones que puede causar COVID-19?
R: Los síntomas actuales informados para pacientes con COVID-19 han incluido enfermedad respiratoria leve a severa con fiebre, tos seca, cansancio y dificultad para respirar. Los síntomas pueden aparecer entre 2 y 14 días tras la exposición al virus, según se observó anteriormente en el periodo de incubación del virus MERS-CoV (CDC. Centers for Disease Control and Prevention, 2020). Algunos pacientes pueden presentar dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta o diarrea. Estos síntomas suelen ser leves y aparecen de forma gradual. Algunas personas se infectan, pero no desarrollan ningún síntoma y no se encuentran mal. La mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial. Alrededor de 1 de cada 6 personas que contraen la COVID-19 desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar. Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes, tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave. En torno al 2% de las personas que han contraído la enfermedad han muerto. Las personas que tengan fiebre, tos y dificultad para respirar deben buscar atención médica.

P04. ¿Cómo se propaga el virus?
R: Este virus probablemente surgió originalmente de una fuente animal, pero ahora parece estar propagándose de persona a persona. Es importante tener en cuenta que la propagación de persona a persona puede ocurrir sin solución de continuidad. Algunos virus son altamente contagiosos (como el sarampión), mientras que otros virus lo son menos. Aún no está claro cuán fácilmente se transmite COVID-19 de persona a persona. Hay más información disponible sobre la fuente y propagación de COVID-19 en el Resumen de situación de (COVID-19) del CDC (en inglés).
La propagación se produce de dos formas (CDC. Centers for Disease Control and Prevention, 2020):
1. Propagación directa persona a persona. Se cree que la vía principal de propagación es:
a. Entre personas que están en contacto estrecho entre ellas, entendiendo por estrecho como a menos de 2 metros (Ministerio de Sanidad, 2020).
b. A través de las gotículas (secreciones respiratorias) dispersadas cuando una persona infectada tose o estornuda. Esas gotículas pueden depositarse en la nariz o la boca de personas sanas que estén cerca y pueden posiblemente ser inhaladas a los pulmones.
2. Propagación indirecta por contacto con superficies y objetos infectados. Es posible que una persona pueda contraer COVID-19 al tocar una superficie u objeto que tiene el virus y luego tocarse la boca, la nariz o posiblemente los ojos. Pero se cree que esta no es la principal forma en que el virus se extiende.

P05: ¿Hay una vacuna?
R: Actualmente, no hay vacuna disponible para proteger contra COVID-19.

P06: ¿Cuáles son los tratamientos?
R: No existe un tratamiento antiviral específico recomendado para la infección por COVID-19 pero se están empleando algunos antivirales que han demostrado cierta eficacia en estudios recientes. Sí existen muchos tratamientos para el control de sus síntomas por lo que la asistencia sanitaria mejora el pronóstico.
Las personas infectadas con COVID-19 deben recibir tratamiento sintomático para ayudar a aliviar los síntomas. Al ser una infección producida por virus, los antibióticos no deben ser usados como un medio de prevención o tratamiento.

P07: ¿Qué está haciendo [nombre de la universidad] para proteger a la comunidad universitaria?
R: Tan pronto como las autoridades sanitarias emiten una alerta sobre un brote vírico la Permanente del CSS-UPV se reunió para el ejercicio de sus competencias en relación con la PRL.
[listar organismos según proceda, por ejemplo: el Comité de Seguridad y Salud, o su permanente, el Servicio de Prevención, o los órganos de gobierno de la universidad] se reúnen regularmente para revisar la situación en evolución y las recomendaciones actuales de las autoridades sanitarias nacionales y autonómicas y la Organización Mundial de la Salud. Estamos monitoreando de cerca la situación, confiando en el CCAES y la OMS para guiar nuestros protocolos de detección y respuesta, y estamos tomando medidas para proteger la salud y el bienestar de nuestra comunidad del campus. Continuaremos brindando actualizaciones a la comunidad universitaria de [nombre de la universidad] a través del sitio web [ya existente o creado específicamente] a medida que aprendamos más. También nos gustaría recordarle a la comunidad universitaria que practique una buena higiene y siga medidas simples para reducir el riesgo de enfermarse.
Si usted pertenece a algún grupo con especial sensibilidad al riesgo de enfermedad respiratoria aguda la [nombre de la universidad] está dispuesta a estudiar medidas extraordinarias para protegerle sin perjuicio económico. Todas las opciones serán consideradas: cambio de puesto de trabajo, teletrabajo, etc. Contacte con [entidad que gestione las circunstancias laborales en relación con COVID-19].
Se dictarán instrucciones extraordinarias para la flexibilización del seguimiento de actividades docentes, incluso exámenes, para aquellos estudiantes que tras un diagnóstico de COVID-19 deban respetar una cuarentena.

P08: ¿Cómo está gestionando [nombre de la universidad] al PDI, PAS, estudiantes o visitantes que regresan al campus desde las zonas de riesgo?
R: [nombre de la universidad] sigue las pautas de las autoridades sanitarias y la OMS en todos los protocolos de detección y respuesta. Estos protocolos basados en evidencia son el estándar nacional e internacional.
Si bien los protocolos de detección basados en estas pautas están vigentes en los aeropuertos de todo el mundo para identificar a las personas enfermas y evitar que viajen, las pautas de las autoridades sanitarias y la OMS no incluyen la detección del público en general ni la restricción de viajes dentro del territorio nacional.
Una de las cuestiones que debe decidir la universidad es la recopilación de información de los miembros de la comunidad universitaria (PDI, PAS, estudiantes y visitantes) que hayan retornado a los campus procedentes o pasando por zonas de riesgo. La finalidad de esta recopilación es poder brindar asistencia y asesoramiento si es necesario y poder ofrecer rápidamente esta información a las autoridades sanitarias si fuera requerida.
La forma de recopilar esta información debe garantizar la seguridad y confidencialidad y la normativa vigente de protección de datos. Los datos de ese registro solo serán accesibles por los miembros del equipo médico del servicio sanitario de la universidad.
Si las autoridades sanitarias y la OMS emiten nuevas pautas relacionadas con el coronavirus, [nombre de la universidad] ajustará los protocolos clínicos en consecuencia.
En relación con los proyectos Erasmus+ es interesante consultar las recomendaciones emitidas por el SEPIE (SEPIE. Servicio Español para la Internacionalización de la Educación, 2020).

P09: Estoy enfermo. ¿Cómo sé si es COVID-19 u otra cosa, como la gripe?
R: Los síntomas pueden incluir fiebre, tos y dificultad para respirar. Si tiene estos síntomas y viajó a las zonas de riesgo [fijar el intervalo temporal con fechas] llame al teléfono gratuito 900 300 555 si tiene alguna duda o al 112 si es una emergencia médica. Además, si ha tenido contacto cercano con alguien que muestra estos síntomas y que recientemente viajó a las zonas de riesgo durante el período anterior, es importante buscar atención médica.
Cualquier persona con síntomas similares a la gripe que se encuentre en los campus debe llamar [indicar el teléfono del servicio de salud] para recibir asesoramiento. Por favor, háganos saber si viajó recientemente a las zonas de riesgo. Le ayudaremos a determinar si desea obtener una evaluación o tratamiento.

P10: Estoy preocupado por alguien que pueda estar enfermo o que haya estado expuesto a COVID-19. ¿Qué tengo que hacer?
R: Si alguien que conoce tiene síntomas similares a la gripe, puede alentarlo a consultar con [indicar el teléfono del servicio de salud de la universidad] o a llamar al teléfono de información gratuita 900 300 555.
También recomendamos tomar las mismas precauciones recomendadas para protegerse contra la gripe.

P11: ¿Es necesario que los miembros de la comunidad universitaria usen máscaras?
R: La población general sana no necesita utilizar mascarillas. Los profesionales sanitarios indicarán el uso de mascarillas en aquellas situaciones en las se considere necesario.
El uso inadecuado puede contribuir al desabastecimiento de mascarillas en aquellas situaciones para las que sí están indicadas (Ministerio de Sanidad, 2020).
Las máscaras solo se recomiendan para aquellos con síntomas (fiebre, tos, falta de aliento, secreción nasal), para reducir la propagación a otros. La evidencia sobre el uso de máscaras para la prevención es mixta. Las principales autoridades de salud pública no recomiendan actualmente máscaras para la prevención de este virus. Entendemos que muchas personas están preocupadas por las exposiciones fuera de los campus. Una vez más, la mejor prevención que conocemos es buenos hábitos de higiene personal.
Muchos de nosotros podemos ver individuos moviéndose por el campus con máscaras faciales. Si bien [nombre de la universidad] actualmente no recomienda el uso generalizado de máscaras para personas asintomáticas fuera del entorno clínico, debemos recordar que es una norma social en muchos países usar una máscara facial durante la temporada de resfriados y gripe, y en situaciones donde la calidad del aire es preocupante. También debe tenerse en cuenta que determinadas enfermedades o tratamientos no vinculados con COVID-19 pueden requerir el uso temporal de mascarillas faciales.
Por ello asuma con respeto y normalidad el uso de una máscara por parte de cualquier miembro de la comunidad entendiendo que ese uso no es ni una señal de contagio ni una invitación a la estigmatización. Recomendamos encarecidamente a todos los miembros de la comunidad universitaria que ayuden a reforzar el sentimiento de respeto y normalidad.

P12. Estoy organizando un evento en el campus. ¿Qué puedo hacer para reducir los riesgos durante la temporada de resfriados y gripe?
Mientras las autoridades sanitarias no establezcan restricciones a la celebración de eventos, las medidas básicas son:
1. Informe a los asistentes sobre medidas simples que ayudarán a reducir el riesgo y evitar la propagación de cualquier virus.
2. Proporcionar un fácil acceso a las instalaciones de lavado de manos.
3. Asegurar que los desinfectantes a base de alcohol estén disponibles para todos los participantes.
Junto con estas medidas de prevención, recuerde a los asistentes los síntomas del coronavirus, que incluyen tos, fiebre y dificultad para respirar, y una referencia a las zonas de riesgo.
Si alguien tiene síntomas, recomendamos encarecidamente que contacte con el servicio médico de la universidad para recibir asesoramiento y ayuda sobre lo que debe hacer.

P13: ¿Cómo diagnostica a una persona para COVID-19?
R: En este momento, las pruebas de diagnóstico para COVID-19 solo se pueden realizar a través de las autoridades sanitarias por profesionales médicos.

P14: ¿Estoy en riesgo de COVID-19 si manipulo un paquete o productos enviados desde alguna zona de riesgo?
R: Debido a la poca capacidad de supervivencia de estos coronavirus en las superficies, es probable que exista un riesgo muy bajo de propagación de los productos o envases que se envían durante un período de días o semanas a temperatura ambiente. Generalmente se cree que los coronavirus se transmiten con mayor frecuencia por las gotas respiratorias.

Si ha leído las preguntas y respuestas anteriores y aún tiene preguntas, asegúrese de contactarnos en [proporcionar datos de contacto del servicio de salud o servicio de PRL de la universidad donde se centralice la información para los miembros de la comunidad universitaria].

6. Acrónimos.

Acrónimo Significado
CCAES Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.
CDC Centers for Disease Control and Prevention / Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.
COVID-19 Enfermedad por Coronavirus 2019.
LPRL Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales.
OMS / WHO Organización Mundial de la Salud / World Health Organization.
PAS Personal de Administración y Servicios.
PRL Prevención de riesgos Laborales.
SEPIE Servicio Español para la Internacionalización de la Educación.
SIPSL Servicio Integrado de Prevención y Salud Laboral.
SARS-CoV-2 Denominación del nuevo coronavirus que causa la enfermedad COVID-19.
MERS-CoV Denominación del coronavirus que causa la enfermedad del Síndrome Respiratorio de Oriente Medio, en inglés Middle East Respiratory Syndrome.

7. Referencias

  • CDC. Centers for Disease Control and Prevention. (12 de 07 de 2019). El lavado de las manos: Las manos limpias salvan vidas. Recuperado el 04 de 03 de 2020, de https://www.cdc.gov/handwashing/esp/index.html
  • CDC. Centers for Disease Control and Prevention. (03 de 03 de 2020). COVID-19 FAQs, Hay versión en inglés y en español. Recuperado el 04 de 03 de 2020, de https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/faq.html
  • CDC. Centers for Disease Control and Prevention. (28 de 02 de 2020). How it Spreads, Hay versión en inglés y en español. Recuperado el 04 de 03 de 2020, de https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/about/transmission.html
  • CDC. Centers for Disease Control and Prevention. (15 de 02 de 2020). Prevention & Treatment, En inglés y en español. Recuperado el 03 de 03 de 2020, de https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/about/prevention-treatment.html
  • CDC. Centers for Disease Control and Prevention. (29 de 02 de 2020). Symptoms, Hay versión en inglés y en español. Recuperado el 04 de 03 de 2020, de https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/about/symptoms.html
  • Harvard University Health Services. (29 de 02 de 2020). Coronavirus Disease (COVID-19) Questions and Answers. Recuperado el 04 de 03 de 2020, de https://huhs.harvard.edu/about-us/announcements-events/coronavirus-information-and-updates
  • Harvard University Health Services. (2020). How to Protect Yourself from Viral Illness. Recuperado el 02 de 03 de 2020, de https://huhs.harvard.edu/about-us/announcements-events/how-protect-yourself-viral-illness
  • Ministerio de Sanidad. (2020). ¿Cómo se transmite el nuevo coronavirus? Recuperado el 04 de 03 de 2020, de https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/img/COVID19_como_se_transmite.jpg
  • Ministerio de Sanidad. (2020). ¿Debo utilizar mascarilla para protegerme del nuevo coronavirus? Recuperado el 04 de 03 de 2020, de https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/img/COVID19_mascarillas.jpg
  • Ministerio de Sanidad. (2020). Información para la ciudadanía. Recuperado el 04 de 03 de 2020, de Preguntas y respuestas (material para difusión en redes sociales): https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/ciudadania.htm
  • Ministerio de Sanidad. (03 de 03 de 2020). Preguntas y respuestas sobre el SARS-CoV-2 y el COVID-19. Recuperado el 04 de 03 de 2020, de https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/FAQ.htm
  • OMS. Organización Mundial de la Salud. (14 de 01 de 2010). Alerta y Respuesta Mundiales (GAR). Recuperado el 02 de 03 de 2020, de https://www.who.int/csr/disease/swineflu/frequently_asked_questions/what/es/
  • OMS. Organización Mundial de la Salud. (2019). Nuevo coronavirus (2019-nCoV): orientaciones para el público. Recuperado el 03 de 03 de 2020, de Medidas de protección básicas contra el nuevo coronavirus: https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public
  • OMS. Organización mundial de la salud. (12 de 2019). Preguntas y respuestas sobre la enfermedad por coronavirus (COVID-19). Recuperado el 04 de 03 de 2020, de https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/q-a-coronaviruses
  • SEPIE. Servicio Español para la Internacionalización de la Educación. (04 de 03 de 2020). COVID-19: actualización de las zonas afectadas en Europa. Recuperado el 04 de 03 de 2020, de http://sepie.es/doc/comunicacion/prensa/2020/Coronavirus_04032020.pdf
  • Stanford Health Care. (02 de 03 de 2020). Information about the Coronavirus Disease 2019 (COVID-19). Recuperado el 04 de 03 de 2020, de https://stanfordhealthcare.org/stanford-health-care-now/2020/novel-coronavirus.html

Incendios en edificios históricos: un problema de salud laboral y de salud pública

Contexto: el incendio de la catedral de Notre-Dame de Paris.

Los edificios históricos se construyeron con los materiales y tecnologías propios de las sociedades y culturas a las que daban servicio. Eran sociedades con culturas científica y prevencionista menos desarrolladas que la actual. Fruto de ello fue la utilización de materiales con agentes químicos que tienen intrínsecamente un potencial lesivo para la salud del ser humano y que bajo determinadas circunstancias ese potencial puede ser activado y suponer un riesgo para la salud. Pueden servir como ejemplo el plomo, utilizado desde la antigüedad en canalizaciones de agua y revestimientos, o el amianto, utilizado de forma intensiva desde la Revolución Industrial como aislante térmico.

Una de esas circunstancias que activan el potencial lesivo de estos productos es el incendio del edificio. El calor puede descomponer muchos de los materiales y liberar a la atmósfera los agentes químicos peligrosos. Las fuertes corrientes convectivas que genera el calor del incendio proporciona un vehículo perfecto para dispersar esos agentes químicos en forma de humo. Es lo que ocurrió el pasado 15 de abril de 2019 en el incendio de la catedral de Notre-Dame de Paris.

Acabo de leer un par de artículos periodísticos en (Willsher, 2019) y en Live Science (Pappas, 2019) que abordan el problema de salud que puede suponer las partículas de plomo que se propagaron a la atmósfera durante el incendio.

Ilustración 1 Penacho de humo del incendio (Maxime Brunet/AFP).

Ambos plantean el riesgo para la salud al que han estado y siguen estando todas las personas que quedaron expuestas a partículas de plomo procedente tras la combustión de las toneladas de plomo que recubrían la cubierta y la aguja de la catedral de Notre-Dame de Paris.

Obviamente el riesgo es mayor cuanto mayor es la exposición y ésta exposición es mayor cuanto mayor es la concentración del agente químico. Por razones obvias la proximidad con la fuente del agente químico es un factor determinante en la exposición.

Por ello, los miembros de los cuerpos de bomberos, policía y trabajadores de la catedral que participaron en los trabajos de extinción, gestión de la emergencia y en la salvaguarda del patrimonio artístico y religioso del templo serían las personas potencialmente con mayor riesgo.

También podrían verse afectados los espectadores que atónitos unos y horrorizados otros fueron testigos presenciales de la catástrofe que sufría la catedral. Si podían percibir el olor del humo, probablemente respiraron partículas de plomo.
Y también preocupan los vecinos. Todas esas partículas de plomo terminan depositándose por gravedad por todas partes siguiendo el rumbo del aire que las transporta. Por tanto, los alrededores inmediatos de la catedral, así como las zonas a sotavento en relación a la catedral hacia donde se propagó la humareda.

El plomo.

Ilustración 2 Cubiertas de la nave central y transepto. Sobre el crucero se erige la aguja. Fuente: https://www.notredamedeparis.fr/friends/the-spire/#!

El plomo es el elemento químico con el que están confeccionadas las planchas que recubren tanto el tejado como la aguja de la catedral. El plomo es de color plateado con tono azulado que expuesto a la intemperie adquiere una pátina gris mate. Se utilizó como material de revestimiento en muchos edificios por su flexibilidad, lo que permite adaptar su forma fácilmente mediante maceado.

Se estima que para la cubierta de la catedral se utilizaron 460 toneladas de plomo, 210 toneladas en planchas para el tejado (Bibliothèque nationale de France, 2015) y 250 toneladas en recubrimiento de la aguja (Association Maurice de Sully).

Es un material que se funde a 327,4°C y que hierve a 1725°C. La temperatura estimada en el incendio está en el rango de 800°C – 1.200°C.

Los problemas para la salud que ocasiona el envenenamiento por plomo son conocidos desde la antigüedad. La enfermedad es conocida como saturnismo (Colaboradores de Wikipedia, 2019), debido a que los antiguos alquimistas llamaban “Saturno” a este metal.

En la Tabla 1 se recopilan los valores de referencia del plomo elemental proporcionados en el documento “Límites de Exposición Profesional para Agentes Químicos en España”, adoptados por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST), para el año 2019.

Tabla 1. Valores de referencia del plomo.
Agente Químico: Plomo elemental
Nº CE: 231-100-4
Nº CAS: 7439-92-1
VLA-ED®: 0,15 mg/m3
IB: Plomo en sangre
VLB®: 70 µg/dl
Momento de muestreo: No crítico

 

Debe consultarse el Real Decreto 374/2001, de 6 de abril, sobre la protección de la salud y seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con los agentes químicos durante el trabajo (Ministerio de la Presidencia, 2001) puesto que incluye información relevante sobre el plomo inorgánico y sus derivados en el ANEXO I Lista de valores límite ambientales de aplicación obligatoria y valores límite biológicos de aplicación obligatoria y medidas de vigilancia de la salud aplicables al plomo y sus derivados iónicos.

Pero ¿por qué es tan peligroso el plomo? Principalmente, porque se sabe que el plomo es tóxico para la reproducción humana y porque su exposición laboral se asocia al cáncer de pulmón, vejiga y cerebro.

Además, la contaminación por plomo provoca diversidad de efectos en el cuerpo humano tales como efectos gastrointestinales, hematológicos, renales, neurológicos, neuroconductuales y sobre el desarrollo de los niños y otros.

Lecciones que podemos aprender.

Habrá que esperar hasta la conclusión de la investigación del accidente que dirige la Fiscalía de Paris para conocer exactamente los hechos y las causas del incendio. El objetivo de esta investigación debe ser la identificación de errores u omisiones en los sistemas de seguridad empleados hasta ese momento y que se han mostrado insuficientes o ineficaces para evitar la aparición del incendio. No se investigan accidentes con el objetivo de determinar responsabilidades. Eso es cuestión de la administración de Justicia.

La investigación en curso, como técnica preventiva que es, pretende aprovechar la experiencia que puede deducirse de los fallos o errores sucedidos, y buscar soluciones para que estos, a ser posible, no vuelvan a repetirse.

No obstante, se aportan algunas lecciones, no todas, que al menos cautelarmente, deberían ser consideradas en una eventual revisión de los planes de autoprotección, en los planes de acción ante emergencias, en los planes de salvaguarda y en los de recuperación tras el siniestro.

Ilustración 3 Cobertura con placas de plomo. Eugène Viollet-le-Duc «Dictionnaire raisonné de l’architecture française du XIe au XVIe siècle» (1864).

 

Previas al incendio.

Hay que adoptar todas las medidas de prevención y de protección activa y pasiva necesarias para evitar el incendio. Sería bueno reflexionar sobre la influencia de los criterios prevencionistas en los procesos de toma de decisiones ante intervenciones en el patrimonio arquitectónico. En este punto hay mucho trabajo pendiente.

Hay que aprender de los errores cometidos para que no se vuelvan a cometer. Urge una investigación detallada que describa los minutos iniciales del incendio. Desde la primera alarma (18:20) hasta la segunda alarma (18:43) y el aviso a los servicios de emergencia hay un lapso de tiempo excesivo para localizar la ubicación y magnitud del incendio. Veintitrés minutos en la progresión de un incendio marcan la diferencia.

Hay que mejorar el conocimiento de los materiales y de las técnicas constructivas de los edificios históricos. La I+D+i en conservación del patrimonio arquitectónico debe ser una prioridad de los gobiernos, nacionales, regionales y locales; de los propietarios de los edificios y de todos los que viven de actividades económicas directa o indirectamente relacionadas con la existencia de ese patrimonio. Ese conocimiento debe plasmarse en inventarios de materiales peligrosos presentes en los edificios, con indicación de su ubicación, cantidad, informaciones relativas al comportamiento ante el fuego, agentes extintores adecuados, medidas preventivas específicas y EPI necesarios durante los trabajos de extinción.

Esta información debe ser compartida con los servicios de gestión de emergencias locales (bomberos, policía, protección civil, etc.) e incorporarse a los planes de actuación ante emergencias que se desarrollen.

Durante el incendio.

Ilustración 4 Los transeúntes observan las llamas y el humo elevándose desde el tejado de la Catedral de Notre-Dame. Fuente: Raphael Lafargue/Abaca/Sipa USA

Una vez que toda la prevención haya fracasado y el incendio está en desarrollo, aún hay oportunidad y tiempo para minimizar los efectos tóxicos de los agentes químicos que se liberen.

Los perímetros de seguridad en los que se restrinja el acceso a los ciudadanos deben ser más extensos. Una distancia suficiente es aquella en la que no se perciba el olor a humo de combustión. Lo que olemos son las partículas que viajan en el humo. Así que, si puedes oler el humo, puedes estar respirando otras partículas tóxicas inodoras que están entrando en tu cuerpo por las vías respiratorias.

Urge realizar mensajes a todos los edificios próximos al incendio para que sellen lo mejor posible todos los huecos de sus edificios (puertas, ventanas, etc.) y


Ilustración 5 Trabajos de extinción en progreso. Fuente: Pierre Suu/Getty Images

desconecten los sistemas de climatización que toman aire del exterior.
En los casos más graves puede ser necesario evacuar a la población que esté dentro de ese perímetro de riesgo, priorizando a la población más sensible (niños, mujeres embarazadas o lactantes, personas con patologías respiratorias, etc.).

Los equipos de intervención en la emergencia deben hacer uso de los EPI adecuados al riesgo de exposición al agente químico que se haya identificado. La heroicidad de estos trabajadores públicos no implica que deban exponer su salud más allá de lo que la peligrosidad inherente a la actividad conlleva. Se les debe proporcionar la información, el entrenamiento y los medios, EPI en particular, necesarios para poder realizar su trabajo en las condiciones laborales más seguras posibles. Y llegado el caso, al menos, que conozcan los riesgos que implican los trabajos a los que se van a tener que enfrentar.

 

Después del incendio.

Que la extinción del incendio haya finalizado no significa en modo alguno que el riesgo de exposición al agente químico haya disminuido.

Tan pronto como las partículas de los agentes químicos se liberan a la atmósfera se van a producir una de estas dos cosas. Lo normal es que la gravedad deposite las partículas sobre alguna superficie más o menos próxima a su ubicación original. Si no es el caso, las partículas serán transportadas por el aire caliente que produce el propio incendio hasta un punto en el que la fuerza del aire es incapaz de mantener la partícula en suspensión. En ese momento la gravedad hará el resto y la depositará sobre la primera superficie que interrumpa su caída. ¿Dónde? La dirección e intensidad de los vientos durante y después del incendio permitirán dibujar mapas de dispersión de los contaminantes.

Es por tanto imperativo que en estos casos se trabaje en coordinación con las agencias de meteorología para monitorizar el comportamiento del viento y prever la dispersión de los agentes químicos a corto, medio y largo plazo.
Esa monitorización debería ir acompañada de mediciones ambientales que identifique y cuantifiquen la presencia del agente químico tanto en el aire como en el terreno (suelos, plantas de la cadena trófica humana y depósitos o corrientes de agua.

Ilustración 6 Trabajadores instalan vigas en celosía sobre las bóvedas de la nave y el transepto. Fuente: Thomas Goisque.

Tan pronto como se dé por extinguido el incendio se dará comienzo a otros trabajos necesarios como los vinculados a la investigación de las causas que originaron el incendio o como los trabajos de recuperación del siniestro. Estos últimos, serán con toda seguridad trabajos que quedan bajo la definición de obras de construcción de emergencia. Constituyen un rango muy extenso de actividades. Algunos ejemplos pueden ser:

  • Trabajos de diagnosis de la estabilidad y resistencia del edificio y sus componentes.
  • Trabajos de documentación de los daños.
  • Trabajos para estabilizar aquellos elementos arquitectónicos que no dispongan de la estabilidad y resistencia requerida para los propios trabajadores y para los usuarios futuros.
  • Trabajos de protección del edificio ante agentes meteorológicos que puedan deteriorar aún más el estado en el que haya quedado el edificio tras el siniestro.
  • Trabajos de extracción de escombros.
  • Trabajos de limpieza.

Todos los trabajadores que participen en cuantas actividades se desarrollen en los momentos posteriores a la finalización del incendio estarán expuesto al riesgo de contaminación por los agentes químicos que pudieran estar contenidos en partes del edificio y que por causa del incendio hayan sido liberados.

Si eres un ciudadano curioso deberías reflexiona si los “Me gusta” que vas a conseguir en tus redes sociales compensan el riesgo para tu salud. Aléjate, deja trabajar a los miembros de los servicios de emergencia. Ten presente que las partículas no solo van a la nariz. Se depositan en tu pelo, en tu piel, en tu ropa. En todo aquello en lo que luego va a estar cerca de la nariz de tus seres queridos cuando los besas y los abrazas. Esa foto no vale tanto como tu salud.

Por cierto, no solo el plomo es factor de riesgo. También el roble lo es. El polvo de las maderas duras como el roble es carcinógeno y en estos momentos está siendo estudiado para ser incluido en el documento que recoge los Límites de Exposición Profesional para Agentes Químicos en España, adoptados por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo para el año 2020.
Así que también será necesario adoptar medidas preventivas cuando tras el incendio haya que cortar con sierra de cadena y manipular las vigas de roble. Pero eso es harina de otro costal.

Referencias.

  • Association Maurice de Sully. La flèche. [En línea] Association Maurice de Sully. [Citado el: 12 de 05 de 2019.] https://www.notredamedeparis.fr/la-cathedrale/architecture/la-fleche/
  • Bibliothèque nationale de France. 2015. La Cathédrale Notre-Dame de Paris,1163-1345\Techniques et métiers. La couverture. [En línea] Direction de la diffusion culturelle, Éditions multimédias, 2015. [Citado el: 11 de 05 de 2019.] http://passerelles.bnf.fr/techniques/cathedrale_nd_paris_02.php
  • Colaboradores de Wikipedia. 2019. Saturnismo. [En línea] 114565521, Wikipedia, La enciclopedia libre., 13 de 03 de 2019. [Citado el: 11 de 05 de 2019.] https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Saturnismo&oldid=114565521
  • Ministerio de la Presidencia. 2001. Real Decreto 374/2001, de 6 de abril, sobre la protección de la salud y seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con los agentes químicos durante el trabajo. [En línea] 05 de 05 de 2001. [Citado el: 11 de 05 de 2019.] https://www.boe.es/eli/es/rd/2001/04/06/374/con. BOE-A-2001-8436
  • Pappas, Stephanie. 2019. Why the Area Around Notre Dame Is Now Coated with Toxic Levels of Lead. [En línea] Live Science, 10 de 05 de 2019. [Citado el: 11 de 05 de 2019.] https://www.livescience.com/65451-notre-dame-sky-high-lead-levels.html
  • Willsher, Kim. 2019. Notre Dame firefighters should be tested for lead, say campaigners. [En línea] The Guardian, 10 de 05 de 2019. [Citado el: 11 de 05 de 2019.] https://www.theguardian.com/world/2019/may/10/notre-dame-firefighters-should-be-tested-for-lead-say-campaigners

Tabla de ilustraciones.

  • Ilustración 1 Penacho de humo del incendio (Maxime Brunet/AFP).
  • Ilustración 2 Cubiertas de la nave central y transepto. Sobre el crucero se erige la aguja. Fuente: https://www.notredamedeparis.fr/friends/the-spire/#!
  • Ilustración 3 Cobertura con placas de plomo. Eugène Viollet-le-Duc «Dictionnaire raisonné de l’architecture française du XIe au XVIe siècle» (1864).
  • Ilustración 4 Los transeúntes observan las llamas y el humo elevándose desde el tejado de la Catedral de Notre-Dame. Fuente: Raphael Lafargue/Abaca/Sipa USA
  • Ilustración 5 Trabajos de extinción en progreso. Fuente: Pierre Suu/Getty Images
  • Ilustración 6 Trabajadores instalan vigas en celosía sobre las bóvedas de la nave y el transepto. Fuente: Thomas Goisque.

Estrés térmico por calor.

Hoy es 26 de mayo. Si atendemos a la sabiduría meteorológica del refranero español hasta el 40 de mayo no deberíamos quitarnos el sayo. A pesar de que todavía faltan 14 días para la fecha dictada por el refranero para el inicio de la temporada de calores, lo cierto es que hoy la Agencia Estatal de Meteorología (en adelante, AEMET) ya ha emitido algunos avisos meteorológicos por riesgo de temperaturas máximas. Concretamente, en zonas de la Ribera del Ebro de Zaragoza (Aragón).

Avisos Meteorológicos por temperaturas máximas (26/05/2017). Fuente: AEMET.

El calor es una de las inclemencias atmosféricas que afectan a los trabajadores en las obras de edificación, dado que en muchas de ellas se trabaja a la intemperie o sin control de los factores medioambientales; temperatura, humedad, ventilación y radiación solar, fundamentalmente.

El trabajo en condiciones ambientales calurosas y realizando actividades con un consumo metabólico moderado, alto o muy alto puede producir efectos agudos en el cuerpo del trabajador conocidos como golpe de calor. En el peor de los casos, estos golpes de calor llegan a producir la muerte. Así que poca broma con el CALORET en las obras.

El cuerpo desarrolla energía química cuando trabaja y la convierte en energía mecánica y térmica. La medida del coste energético asociado al esfuerzo muscular se realiza mediante la determinación de la llamada tasa metabólica. Puedes encontrar tablas que permiten estimar la tasa metabólica en diversa normativa: NTP 323 (Nogareda Cuixart, y otros, 1993) y UNE-EN ISO 8996 (Asociación Española de Normalización, AENOR, 2005).

Para compensar el aumento de temperatura el cuerpo tiene su propio sistema de refrigeración: el sudor. Bajo determinadas circunstancias, es posible que el cuerpo no se enfríe con la velocidad necesaria. En estas circunstancias puede producirse el golpe de calor.

¿Cuáles son los síntomas del estrés térmico por calor?

Depende de cada individuo, pero en general, el estrés térmico por calor produce sensación de cansancio, lo que disminuirá la productividad del trabajador en su fase leve. Pero el estrés térmico por calor también provocar diversas molestias en su fase aguda y hasta la muerte en los casos más extremos.

Los efectos en el cuerpo humano del estrés térmico por calor son:

  • Deshidratación. A la transpiración habitual hay que añadir la sudoración que consume importantes reservas del agua corporal. La pérdida de agua produce sed y sensación de debilidad.
  • A consecuencia de la deshidratación, si el agua no se repone al mismo o superior ritmo con que se pierde el cuerpo pierde su capacidad de controlar la temperatura. La temperatura corporal empieza a subir.
  • Se pueden producir calambres musculares incluso después de haber terminado de trabajar.
  • Agotamiento por calor. Sensación de cansancio, acompañada de náuseas, con dolor moderado de cabeza y con aturdimiento (mareado y como atolondrado). La piel se le pone húmeda y rojiza. En ocasiones provoca convulsiones y/o se pierde el conocimiento por desmayo.
  • Insolación. Al fallar la sudoración sube la fiebre, la piel se calienta y se reseca.

 

El riesgo del estrés térmico por calor.

El riesgo de estrés térmico por calor depende de muchos factores, tanto ambientales como personales:

  • El estado físico. Practique actividad física y/o deportiva. Evite el sobrepeso y el sedentarismo.
  • El estado de salud. Mantenga hábitos saludables. Determinadas enfermedades como las enfermedades del corazón, problemas de circulación, enfermedades respiratorias, enfermedades crónicas (como la diabetes), la obesidad, y el uso de medicamentos o alcohol también influyen en la capacidad del cuerpo humano para enfriarse(Cruz Roja Española, 2008).
  • El clima. La temperatura, la humedad, la ventilación y el soleamiento. Manténgase informado del pronóstico del tiempo. Monitorice el clima de la obra.
    • Para el soleamiento. Instale protecciones colectivas para evitar el soleamiento y producir sombras (toldos, carpas y sombrillas).
    • Para la ventilación. Aproveche la brisa natural o fuerce el movimiento del aire mediante ventiladores industriales.
    • Para la temperatura y la humedad. Mantenga una hidratación adecuada. Beba abundante agua. No espere a tener sed (es un síntoma de deshidratación incipiente).
  • La ropa que lleva puesta. Utilice ropa específica para el calor, holgada, mejor de colores claros porque reflejan más radiación solar. No se quite la camiseta permanentemente para trabajar.
  • El esfuerzo muscular. El peso que tenga que levantar, la fuerza que tenga que realizar para la tarea, así como la rapidez con la que tenga que realizarla incrementará el consumo metabólico.
  • La organización del trabajo. Organice el trabajo con periodos de recuperación frecuentes y con turnos rotatorios para las tareas que requieran mayor esfuerzo. Establezca un horario de trabajo que evite trabajos pesados (mayor esfuerzo muscular y consumo metabólico) durante las horas de mayor temperatura y soleamiento más intenso(Resolución de 28 de febrero de 2012, de la Dirección General de Empleo, por la que se registra y publica el V Convenio colectivo del sector de la construcción, 2012). Los periodos de recuperación y descanso hágalos bajo la sombra o en lugar fresco (no refrigerado).

Ante cualquier duda o anomalía meteorológica (olas de calor) solicite a los recursos preventivos o a la jerarquía de mando del empresario que soliciten al servicio de prevención la realización de una evaluación específica del riesgo de estrés térmico. Los técnicos pueden evaluar de forma precisa el riesgo mediante la medición del Índice de Temperatura de Bulbo Seco (WBGT, por sus sigles en inglés, Wet-Bulb Globe Temperature Index).

 

En caso de accidente: golpe de calor.

Actúe siguiendo la conducta P.A.S. (Proteger, Avisar, Socorrer).

  • Proteger: Interrumpa la actividad con esfuerzo muscular y evite la temperatura retirando a la víctima hasta una zona con sombra y fresca, sin soleamiento directo.
  • Avisar: Para ello, comunique lo sucedido a los recursos preventivos si están presentes o la jerarquía de mando de la empresa (encargado, jefe de la obra) para que si es necesario activen el plan de actuación de emergencia de la obra. Si no puede contactar con ningún superior jerárquico llame a Emergencias al 112. El despachador le dará la ayuda que necesite.
  • Socorrer: Una vez en la sombra haga que la víctima se acueste con los pies elevados. Desabroche la ropa a la víctima. Administre agua fresca, pero no fría. Humedezca y aplique compresas frías en cuello, axilas e ingles para reducir la temperatura de la víctima. Si es posible ayúdese de un ventilador o de un abanico.

 

Marco normativo

El RD 1627/1997 Obras de construcción ha establecido disposiciones mínimas para prevenir el riesgo de estrés térmico por calor.

El Anexo IV, Parte A, apartado 8 establece lo siguiente:

Temperatura: La temperatura debe ser la adecuada para el organismo humano durante el tiempo de trabajo, cuando las circunstancias lo permitan, teniendo en cuenta los métodos de trabajo que se apliquen y las cargas físicas impuestas a los trabajadores.

El Anexo IV, Parte A, apartado 14.c) establece lo siguiente:

14.c) Los locales para primeros auxilios deberán estar dotados de las instalaciones y el material de primeros auxilios indispensables y tener fácil acceso para las camillas.

Con independencia de que sea necesario o no la habilitación de un local de primeros auxilios, la obra debería disponer como mínimo botiquines portátiles y agua potable (Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, 2012).

El Anexo IV, Parte A, apartado 19.b) establece lo siguiente:

19.b) En la obra, los trabajadores deberán disponer de agua potable y, en su caso, de otra bebida apropiada no alcohólica en cantidad suficiente, tanto en los locales que ocupen como cerca de los puestos de trabajo.

En relación con el suministro de agua potable para los trabajadores en cantidad suficiente, tanto en los locales que ocupen como cerca de los puestos de trabajo éste se organizará mediante grifos, fuentes o surtidores con agua proveniente de la red de abastecimiento, mediante máquinas expendedoras gratuitas, o mediante recipientes de conformidad con los artículos 246 y 248 del V Convenio colectivo del sector de la construcción (Resolución de 28 de febrero de 2012, de la Dirección General de Empleo, por la que se registra y publica el V Convenio colectivo del sector de la construcción, 2012).

El Anexo IV, Parte B, apartado 4 establece lo siguiente:

Temperatura:

a) La temperatura de los locales de descanso, de los locales para el personal de guardia, de los servicios higiénicos, de los comedores y de los locales de primeros auxilios deberá corresponder al uso específico de dichos locales.

b) Las ventanas, los vanos de iluminación cenitales y los tabiques acristalados deberán permitir evitar una insolación excesiva, teniendo en cuenta el tipo de trabajo y uso del local.

El Anexo IV, Parte C, apartado 4 establece lo siguiente:

4. Factores atmosféricos: Deberá protegerse a los trabajadores contra las inclemencias atmosféricas que puedan comprometer su seguridad y su salud.

Puedes encontrar más información sobre estas disposiciones en la Guía Técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relativos a las obras de construcción elaborada por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

 

Recomendación.

Fuente: Construction Machines Facebook

Es obvio que no estamos ante una ola de calor. Pero sí ante lo que podría ser el inicio de un incremento progresivo de temperaturas hasta la temporada de mayores temperaturas. El cuerpo humano necesita de un periodo de adaptación al calor. Por ello, aunque las temperaturas que se anuncian no sean extremas, nuestros cuerpos pueden estar peor preparados para temperaturas inferiores a los máximos propios del verano y por tanto ser más vulnerables ante el riesgo.

Así que el momento de hacer prevención es ahora:

  • implementando protocolos
  • ensayando horarios, turnos y rotaciones
  • dotando a la obra de los servicios necesarios
  • entrenando los primeros auxilios
  • tomando decisiones estratégicas

Ahora es el momento de actuar y evitar el accidente.

Referencias

Antúnez Estudillo, Marina y Solé Gómez, Mª Dolores. 2015. NTP 1062 Primeros auxilios: soporte viatl básico en el adulto. [En línea] 2015. [Citado el: 26 de 05 de 2017.] http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/NTP/NTP/Ficheros/1055a1065/ntp-1062w.pdf. NIPO: 272-15-025-5.

Asociación Española de Normalización, AENOR. 2005. UNE-EN ISO 8996. Ergonomía del ambiente térmico. Determinación de la tasa metabólica (ISO 8996:2004). [En línea] 2005, 29 de 06 de 2005. [Citado el: 25 de 05 de 2017.]

Cruz Roja Española. 2008. Ola de calor. [En línea] 2008. [Citado el: 25 de 05 de 2017.] http://www.cruzroja.es/portal/page?_pageid=174,12073874&_dad=portal30&_schema=PORTAL30.

Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. 2012. Guía Técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relativos a las obras de construcción. [En línea] Edición 2ª Impresión 1ª, 03 de 2012. [Citado el: 26 de 05 de 2017.] http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Normativa/GuiasTecnicas/Ficheros/g_obras.pdf. NIPO: 272-12-030-6.

Nogareda Cuixart, Silvia y Luna Mendaza, Pablo. 1993. NTP 323: Determinación del metabolismo energético. [En línea] 1993. [Citado el: 25 de 05 de 2017.] http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/FichasTecnicas/NTP/Ficheros/301a400/ntp_323.pdf. NIPO: 211-94-008-1.

Resolución de 28 de febrero de 2012, de la Dirección General de Empleo, por la que se registra y publica el V Convenio colectivo del sector de la construcción. Ministerio de Empleo y Seguridad Social. 2012. 64, s.l. : Agencia Estatal del Boletín Oficial del Estado, 15 de 03 de 2012, Boletín Oficial del Estado, pág. 23837 a 23967 (131 págs.). BOE-A-2012-3725.

 

 

Obras en la niebla

Hoy las condiciones meteorológicas son actualidad en Valencia y alrededores. AEMET emitió ayer martes un aviso meteorológico por niebla que afectaría entre las 5:00 y las 10:00 horas del miércoles 1 de febrero que limitarían la visibilidad a no más de 200 metros.

Anoche ya se percubía mayor humedad de lo normal y era claramente visible en el contraluz de las luminarias de la calle.

La situación esta mañana es la de la imagen. La presencia de niebla en la obra puede comprometer la seguridad y salud de los trabajadores.

Obligatoriamente deberá protegerse a los trabajadores ante los riesgos creados o agravados por la presencia de niebla en la obra. Así lo establece la disposición 4 de la parte C del ANEXO IV del Real Decreto 1627/1997, de 24 de octubre, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en las obras de construcción.

El principal efecto de la presencia de niebla es la reducción drástica de la visibilidad. La limitación de la visibilidad genera nuevos riesgos o agrava riesgos preexistentes puesto que disminuye la percepción que el trabajador tiene del entorno de la obra. Las situaciones de riesgo se perciben más tarde y por lo tanto se dispone de menos tiempo para reaccionar de forma segura. A título de ejemplo listo las siguientes:

  • Hueco o borde libre que hubiera quedado temporalmente sin protección de borde.
  • La presencia de peatones en areas de circulación de vehículos.
  • La presencia de trabajadores en areas de manipulación de cargas suspendidas con grúa.
  • La percepción de toda la señalización de la obra se ve reducida sensiblemente.

Ante la presencia de niebla las medidas preventivas que propongo son:

  • Utilización intensa de señalización acústica en maquinaria para advertir de la presencia de las mismas a los trabajadores.
  • Utilización de ropa de alta visibilidad conforme UNE-EN ISO 20471:2013. Preferiblemente prendas de Clase 3.
  • Buena iluminación provisional de la obra.
  • En casos de niebla muy densa se debería señalar a trabajadores, vehículos y cargas suspendidas y móviles mediante lamparas antiniebla. Existen linternas frontales antiniebla para ser instaladas en el casco.
  • Trabajo en equipo seguro: mínimo dos trabajadores. No trabajar nunca solo.
  • Reducir la velocidad de operación en vehículos y grúas. Adaptar la distancia de seguridad a las condiciones de visibilidad.
  • Permanecer atento a los pronósticos y avisos meteorológicos emitidos por AEMET.