Inicio » EPI

Archivo de la categoría: EPI

mayo 2020
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
mayo 2020
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Alejamiento vs mascarillas autofiltrantes en situaciones críticas

Situaciones críticas.

La propagación del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 y la declaración del estado de alarma del pasado 14 de marzo están llevando a una situación crítica a la industria de la construcción. El RD 643/2020 que declaró el estado de alarma estableció medidas de contención suspendiendo diversas actividades, pero dejó fuera de tal suspensión a todo el sector industrial y a la construcción (1).

El RDL 8/2020 promulgado tres días después y que establecía medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 ratificó de facto la continuidad de las actividades industriales y de construcción. No obstante, el propio Legislador contempla la hipótesis de que “la situación de hecho creada por el COVID-19 o las medidas adoptadas por el Estado, (…) genere la imposibilidad de continuar la ejecución del contrato”. En tal caso “el contratista podrá solicitar la suspensión” del contrato. Lamentablemente, esta regulación se refiere exclusivamente a los contratos públicos de obras. Deja, por tanto, al margen los contratos privados de obras.

Jerarquía de acciones preventivas

Cuando los resultados de la evaluación de riesgos por exposición al agente biológico SARS-CoV-2 ponen de manifiesto situaciones de riesgo, el empresario debe implantar actividades preventivas necesarias para eliminar o reducir y controlar tales riesgos conforme a la jerarquía (2) de la Ilustración 1 que resume los principios de acción preventiva que establece la LPRL (3).

Ilustración 1 Jerarquía de acciones preventivas. Adaptado de (2).

Obviamente el nuevo coronavirus no puede eliminarse, al menos totalmente, ni ser reemplazado. Hasta que no dispongamos de tratamiento farmacológico o vacuna no podremos eliminar el virus de sus huéspedes, los trabajadores. Pero sí que podemos eliminarlo o desactivarlo de los fómites (mesas, manivelas, pasamanos, mandos de maquinaria, empuñaduras de herramientas, etc.) con medidas higiénicas, limpieza de manos y limpieza de lugares y equipos de trabajo.

En segundo lugar, debemos usar la ingeniería de control para aislar a los trabajadores de la fuente de peligro, en este caso otros trabajadores huéspedes del coronavirus. Me refiero a medidas alejamiento o de interposición de obstáculos. El alejamiento es factible, aunque exige ciertas adaptaciones en la forma de trabajar. La interposición de barreras, como barreras transparentes de metacrilato, por ejemplo, es menos factible en general para las obras de construcción.

El reto surge en los casos en los que el alejamiento sea difícil o imposible de garantizar durante la ejecución del trabajo debido a su propia naturaleza.

 

Estrategia de optimización de las mascarillas autofiltrantes

El reto aumenta en situaciones críticas como la actual de escasez de EPI con el marcado CE reglamentario en el mercado nacional y la necesidad de los mismos para la protección frente al COVID-19 (4).

Ante tales situaciones algunas de estas medidas pueden no cumplir la normativa convencional o las recomendaciones dictadas por las autoridades sanitarias. Por ello, antes de su implementación el empresario debe consultarlo con su servicio de prevención, e incluso con la autoridad laboral y, también, la autoridad sanitaria.

Se proponen cuatro escenarios de riesgo por similitud con los trabajadores de las actividades dentro del ámbito de aplicación del RD 664/1997 (5). Los dos primeros, los de mayor exposición no se consideran en el ámbito laboral de una obra de construcción. A los efectos prácticos de definir una estrategia de uso de EPI de las vías respiratorias en función de la distancia entre trabajadores únicamente se consideran como razonablemente probables en una obra de construcción los escenarios de exposición baja y muy baja. Los escenarios son:

Exposición alta

Aquella exposición que se produce por contacto estrecho con trabajadores con casos posibles, probables o confirmados. Su común denominador es que todos presentan síntomas de COVID-19. En condiciones normales, todos los casos deberían estar bajo la supervisión de las autoridades sanitarias, en aislamiento domiciliario o en ingreso hospitalario. En todo caso, deben permanecer fuera del ámbito laboral de la obra de construcción. Se enuncia solo a los efectos de posibles comportamientos insolidarios e irresponsables de algún individuo.

Exposición media

Aquella exposición que se produce por contacto estrecho con trabajadores que presentaran síntomas de COVID-19 (fiebre, tos, dificultad respiratoria) durante el transcurso de la jornada laboral. El PSST debería disponer de un protocolo de emergencia para casos sospechosos sobrevenidos en la obra. En su defecto, se proporcionará al trabajador una mascarilla sanitaria y será trasladado a un recinto de aislamiento. Inmediatamente se avisará a la mutua de trabajo, a su empresario, y en todo caso a las autoridades sanitarias si la valoración que realice la mutua ratifica la sospecha de COVID-19. Se dispondrá lo necesario para el traslado del trabajador según determine la autoridad sanitaria. En todo caso, el recito de aislamiento tendrá que ser desinfectado con productos virucidas (6). Se enuncia solo a los efectos de la gestión de los casos sospechosos que inmediatamente serán apartados de las actividades productivas.

Exposición baja

Aquella exposición que se produce por contacto estrecho con trabajadores asintomáticos. Con el actual conocimiento del SARS-Cov-2 la hipótesis de trabajo es que cualquier trabajador, aunque no presente síntomas puede ser un vector de propagación del virus.

Exposición muy baja

Aquella exposición que se produce por aproximación a una distancia nunca inferior a 2.0 metros con trabajadores asintomáticos.

 

Por tanto, en los escenarios de exposición baja y muy baja se proporcionará a los trabajadores una mascarilla autofiltrante como EPI de vías respiratorias cuando la distancia que deban mantener debido a la naturaleza intrínseca de las tareas que desempeñan sea inferior a 2 metros.

Se propone que las especificaciones y marcado CE de las mascarillas autofiltrantes sea como mínimo según la Tabla 1 siguiente.

Tabla 1 Propuesta de uso de mascarillas autofiltrantes en función de la distancia de los trabajadores

Distancia Marcado CE
Más de 2.0 metros No se requiere
Entre 1.5 y 2.0 metros FFP1
Entre 1.0 y 1.5 metros FFP2
Menor de 1.0 metro FFP3

 

En términos de alejamiento entre los trabajadores el parámetro fundamental es la distancia establecida para el contacto estrecho (7). No obstante, se puede tener en cuenta otros parámetros de la exposición tales como la duración cuando sea menor de 15 minutos o la ventilación del recinto. Espacios confinados, recintos cerrados o trabajos al aire libre dan como resultados concentraciones del agente biológico muy diferentes para la misma fuente de contagio.

La propuesta de uso de las mascarillas autofiltrantes y la distancia es una acción preventiva que debe realizarse sin perjuicio de la combinación de otras acciones preventivas y recomendaciones, por ejemplo, de las autoridades sanitarias, tales como la etiqueta respiratoria, la higiene de manos, evitar tocar mucosas, etc.

Ilustración 2 Infografía de elaboración propia.

En la Ilustración 2 se aporta una infografía que resume una estrategia de uso de las mascarillas autofiltrantes en función de la distancia entre los trabajadores bajo la hipótesis de que los citado EPI se están agotando y es imperativo optimizar la eficacia de la protección. Es decir, proporcionar el EPI más eficaz a aquellos trabajadores cuya exposición al riesgo de contagio sea mayor debido a la cercanía a un eventual trabajadero asintomático, portador del virus pero que no manifiesta síntomas y que tampoco es un caso confirmado por una prueba de laboratorio.

 

En aislamiento domiciliario, en Valencia a 22 de marzo de 2020.

 

Referencias

  1. Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática. Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. [En línea] Texto consolidado a 18/03/2020, 14 de 03 de 2020. [Citado el: 21 de 03 de 2020.] «BOE» núm. 67, de 14 de marzo de 2020, páginas 25390 a 25400 (11 págs.). https://www.boe.es/eli/es/rd/2020/03/14/463. BOE-A-2020-3692.
  2. National Institute for Occupational Safety and Health (NIOSH). [En línea] 13 de 01 de 2015. [Citado el: 22 de 03 de 2020.] https://www.cdc.gov/niosh/topics/hierarchy/default.html.
  3. Jefatura del Estado. Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de Riesgos Laborales. [En línea] Texto consolidado al 29/12/2014, 10 de 11 de 1995. [Citado el: 22 de 03 de 2020.] «BOE» núm. 269, de 10/11/1995. https://www.boe.es/eli/es/l/1995/11/08/31/con. BOE-A-1995-24292.
  4. Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Resolución de 20 de marzo de 2020, de la Secretaría General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, sobre especificaciones alternativas a las mascarillas EPI con marcado CE europeo. [En línea] 20 de 03 de 2020. [Citado el: 22 de 03 de 2020.] «BOE» núm. 77, de 20/03/2020. https://boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2020-3945. BOE-A-2020-3945.
  5. Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al nuevo coronavirus (SARS-CoV-2). [En línea] V.1 (11/03/2020), 11 de 03 de 2020. [Citado el: 22 de 03 de 2020.] https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/PrevencionRRLL_COVID-19.pdf.
  6. Ministerior de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Productos virucidad autorizados en España. [En línea] 19 de 03 de 2020. [Citado el: 22 de 03 de 2020.] https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Listado_virucidas_PT2_ambiental.pdf.
  7. Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Procedimiento de actuación frente a casos de infección por el nuevo Coronavirus (SARS-CoV-2). [En línea] Actualización a 15/03/2020, 15 de 03 de 2020. [Citado el: 22 de 03 de 2020.] https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Procedimiento_COVID_19.pdf.

 

Índice de ilustraciones y tablas.

Ilustración 1 Jerarquía de acciones preventivas (elaboración propia).

Ilustración 2 Infografía de elaboración propia.

Tabla 1 Propuesta de uso de mascarillas autofiltrantes en función de la distancia de los trabajadores.

 

Cuando las barbas de tu vecino veas cortar…

Estilos de barba y eficiencia de las mascarillas.

Hay que ser coherente con lo que se predica. La seguridad es lo primero.

Antes del Estado de Alarma
Durante el Estado de Alarma

En las actuales circunstancias de propagación del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, en cualquier momento, sin previo aviso puedes verte obligado a utilizar de forma intensa algún equipo de protección respiratoria (mascarillas sanitarias, mascarillas autofiltrante, medias máscaras, etc.)

Y sí, la barba es un problema desde el punto de vista de la eficiencia de estos EPI. En todos estos EPR es vital que la superficie perimetral de la máscara selle perfectamente contra la piel de la cara. La mala noticia es que casi todas las barbas y bigotes interfieren en el sellado que la mascarilla debe hacer contra la piel de la cara para garantizar la máxima protección.

Si estas enfermo por COVID-19 deberías usar una mascarilla sanitaria para no propagar el nuevo coronavirus al toser o estornudar.

Si estas asintomático y cuidas de personas con enfermedad de base, deberías usar una mascarilla sanitaria para proteger a las personas especialmente sensibles y vulnerables.

Si estas en una situación de riesgo, por atender a personas enfermas, o porque alguna circunstancia excepcional te obliga a mantener un contacto estrecho (menos de dos metros) entre personas, deberías usar una mascarilla autofiltrante FFP2 como mínimo.

En todos esos casos es fundamental para evitar la propagación del coronavirus que el perímetro de la máscara selle perfectamente contra la piel de la cara.

El vello facial en abundancia hace que ese sellado no sea perfecto y se generen corrientes de aire por los que el virus entrará fácilmente a las vías respiratorias. Algunos estudios han detectado pérdidas de eficacia con barbas incipientes de 1 o 2 días.

Si pese a todo lo dicho el amor por tu vello facial te impide eliminarlo completamente, al menos, dale un estilo que sea compatible con el uso de los EPR.

Estilismos faciales vs mascarillas. Fuente: CDC

El CDC americano ha publicado una infografía con algunos estilismos de barba y bigote y su adecuación a las mascarillas faciales.

Como decía al principio, el domingo 15 de marzo procedí a rasurar mi, ya poblada, barba. Así que ya sabes mi consejo.

…pon las tuyas a remojar.