Emergencias en Obras de Construcción en el Patrimonio Arquitectónico

Contexto temporal: El incendio devastador de la catedral de Notre Dame.

Ayer, 15 de abril fue un día triste a escala planetaria. Un incendio afectó a la cubierta de las naves de la catedral de Notre Dame de París.

Las chispas llenan el aire cuando los miembros de la brigada de bomberos de París rocían agua para extinguir las llamas mientras la catedral de Notre Dame arde en París, Francia., 15 de abril de 2019. REUTERS/Philippe Wojazer

En esta ocasión se rozó la tragedia. No hubo lesiones a personas, aunque los daños patrimoniales son, aparentemente, importantes. Demasiado pronto para opinar sobre los daños ya que todavía ni siquiera se ha iniciado la evaluación formal por el panel de expertos. Ese mismo día, 107 años antes, el hundimiento del RMS Titanic se llevó por delante la vida de 1513 personas. Pero esa es una historia del pasado. Hoy estamos viviendo el presente.

Estando en curso la investigación del incendio se va a asumir, a efectos divulgativos de este artículo, la hipótesis de que la causa del incendio está vinculada a las obras de construcción.

 

 

Una oportunidad para la reflexión sosegada.

Los accidentes, vistas como momentos de crisis, no proporcionan oportunidades para mejorar en el futuro. El incendio de Notre Dame va a abrir interesantes debates sobre muchas cuestiones. Los expertos en restauración del patrimonio arquitectónico realizarán debates sobre los criterios que deberán seguirse para la reconstrucción de la catedral. Otros expertos en conservación debatirán sobre cómo proteger los bienes culturales muebles (artesanía, joyas, libros, pinturas, tapices, etc.) ante el riesgo de incendios.
Desaprovechar la oportunidad de progreso que nos brinda una crisis como la del incendio de Notre Dame sería deshonrar todo lo perdido en esa tragedia. Todo se habría perdido para nada.

Es una obligación deontología dar una utilidad final a esa abrumadora pérdida: aprender del error para mejorar.

A los prevencionistas del sector de la construcción se nos ofrece una oportunidad de mejorar los procedimientos de trabajo seguro para minimizar los riesgos que una obra de construcción puede crear al edificio que las acoge.

El estado actual de la cuestión.

El objeto de este artículo es humilde: hacer una breve reseña de urgencia de lo que la normativa vigente en España obliga en materia de gestión de emergencias durante la ejecución de obras de construcción.
Básicamente, hay que tener en cuenta cuatro disposiciones legales:

  1. Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de Riesgos Laborales (en adelante LPRL).
  2. Real Decreto 1627/1997, de 24 de octubre, por el que se establecen disposiciones mínimas de seguridad y de salud en las obras de construcción (en adelante RD1627/1997).
  3. Real Decreto 171/2004, de 30 de enero, por el que se desarrolla el artículo 24 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, en materia de coordinación de actividades empresariales (en adelante RD171/2004).
  4. Real Decreto 393/2007, de 23 de marzo, por el que se aprueba la Norma Básica de Autoprotección de los centros, establecimientos y dependencias dedicados a actividades que puedan dar origen a situaciones de emergencia (en adelante RD393/2007 o NBA, indistintamente)

La aplicación de estas cuatro disposiciones a una obra de construcción daría como resultado dos tipos de documentos de planificación:

  1. Plan de actuación ante emergencias.
  2. Plan de autoprotección.

Plan de actuación ante emergencias.

En adelante me referiré a este documento como PAE.
El artículo 20 de la LPRL obliga a cualquier empresario a:

a) Analizar las posibles situaciones de emergencia
b) Adoptar las medidas necesarias en materia de primeros auxilios
c) Adoptar las medidas necesarias en materia de lucha contra incendios
d) Adoptar las medidas necesarias en materia de evacuación de los trabajadores
e) Designar y formar al personal encargado de poner en práctica las medidas adoptadas
f) Comprobar periódicamente, en su caso, el correcto funcionamiento de las medidas adoptadas
g) Proporcionar el material adecuado para las situaciones de emergencia previstas y las medidas necesarias
h) Organizar las relaciones que sean necesarias con servicios externos a la empresa, en particular en materia de:

a. Primeros auxilios
b. Asistencia médica de urgencia
c. Salvamento y lucha contra incendios

i) Garantizar la rapidez y eficacia de los procedimientos de actuación ante emergencias

Entiéndase que el concepto “empresario” en este artículo alcanzaría tanto al promotor de las obras de construcción como a los contratistas y subcontratistas. Pero también a los agentes que ponen a disposición o gestionan los edificios en los que se desarrollen las obras de construcción cuando no son esos agentes los que actúan como promotores, en el sentido del artículo 2.1.c) del RD1627/1997. Me refiero, a título de ejemplo, a las Fundaciones, los Obispados, Congregaciones, etc.

Todos estos empresarios que van a interactuar en un edificio que acoge una obra de construcción tiene la obligación de cooperar en virtud del artículo 4 del RD171/2004. En este sentido las obligaciones que establece el RD171/2004 en materia de coordinación son:

a) Intercambio recíproco de informaciones sobre los riesgos de las actividades que se vayan a desarrollar en el edificio. En nuestro caso, al menos dos: el culto religioso o el uso museístico, etc. en concurrencia con la obra de construcción.

b) Comunicación inmediata recíproca de toda situación de emergencia susceptible de afectar a la salud o la seguridad de los trabajadores de las empresas y usuarios presentes en el edificio.

c) Considerar los riesgos que, siendo propios de cada empresa, surjan o se agraven precisamente por las circunstancias de concurrencia en que las actividades se desarrollan.

Cabe destacar el especial protagonismo de los niveles jerárquicos más altos en el proceso edificatorio ya que la información debe fluir a iniciativa de los agentes que inician e impulsan el proceso edificatorio. Concretamente, el empresario titular, definido como aquel “que tiene la capacidad de poner a disposición y gestionar” el edificio (Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, 2004). Son obligaciones específicas de este empresario titular:

a) Informar antes del inicio de las actividades a los otros empresarios concurrentes sobre (artículo 7 RD171/2004)

a. los riesgos propios del edificio que puedan afectar a las actividades por ellos desarrolladas
b. las medidas referidas a la prevención de tales riesgos
c. las medidas de emergencia que se deben aplicar

b) Proporcionar instrucciones durante la ejecución de las actividades (artículo 8 RD171/2004)

a. para la prevención de los riesgos existentes en el centro de trabajo que puedan afectar a los trabajadores de las empresas concurrentes
b. sobre las medidas que deben aplicarse cuando se produzca una situación de emergencia

Contenido del PAE

El contenido de este PAE no está explícitamente definido. En todo caso, algunos de sus contenidos están enunciados de forma dispersa en el ANEXO IV “Disposiciones mínimas de seguridad y de salud que deberán aplicarse en las obras” del RD1627/1997.

Estos contenidos son:

  • PARTE A Disposiciones mínimas generales relativas a los lugares de trabajo en las obras
    • Instalaciones de suministro y reparto de energía (apartado 3)
    • Vías y salidas de emergencia (apartado 4)
    • Señalización de emergencia (apartado 4)
    • Iluminación de emergencia (apartado 4)
    • Detección y lucha contra incendios (apartado 5)
    • Primeros auxilios (apartado 14)
  • PARTE B Disposiciones mínimas específicas relativas a los puestos de trabajo en las obras en el interior de los locales
    • Puertas de emergencia (apartado 2)
    • Factores atmosféricos (apartado 4)

A los efectos de indexar correctamente el contenido del documento puede usarse como referencia el índice detallado del Capítulo 6. Plan de actuación ante emergencias previsto en la NBA.

Plan de autoprotección

“Los Planes de Autoprotección establecen el marco orgánico y funcional previsto para los centros, establecimientos, instalaciones o dependencias recogidas en la normativa aplicable, con el objeto de prevenir y controlar los riesgos de emergencia de protección civil sobre las personas y los bienes y dar respuesta adecuada en esas situaciones” (Jefatura del Estado, 2015) (Artículo 15.4 Ley 17/2015, de 9 de julio, del Sistema Nacional de Protección Civil).

Todos aquellos centros, establecimientos y dependencias, dedicados a actividades que puedan dar origen a situaciones de emergencia están obligados a adoptar medidas de autoprotección en los términos recogidos en la RD393/2007.

En concreto, se aplica a todas las actividades comprendidas en el anexo I de la NBA, pero también podría una Administración Pública exigir la aplicación de la NBA a los titulares de actividades no incluidas en el anexo I, cuando presenten un especial riesgo o vulnerabilidad.

“Se entiende como autoprotección al sistema de acciones y medidas encaminadas a prevenir y controlar los riesgos sobre las personas y los bienes, a dar respuesta adecuada a las posibles situaciones de emergencia y a garantizar la integración de estas actuaciones con el sistema público de protección civil” (Ministerio del Interior, 2007) (apartado 1.2 NBA).

El contenido del Plan de Autoprotección se recoge en un documento único cuya estructura y contenido mínimo se detalla en el Anexo II de la NBA. Los capítulos y anexos son los siguientes (para más detalle léase el Anexo II citado):

  • Capítulo 1. Identificación de los titulares y del emplazamiento de la actividad
  • Capítulo 2. Descripción detallada de la actividad y del medio físico en el que se desarrolla
  • Capítulo 3. Inventario, análisis y evaluación de riesgos
  • Capítulo 4. Inventario y descripción de las medidas y medios de autoprotección
  • Capítulo 5. Programa de mantenimiento de instalaciones
  • Capítulo 6. Plan de actuación ante emergencias
  • Capítulo 7. Integración del plan de autoprotección en otros de ámbito superior
  • Capítulo 8. Implantación del Plan de Autoprotección
  • Capítulo 9. Mantenimiento de la eficacia y actualización del Plan de Autoprotección
  • Anexo I. Directorio de comunicación
  • Anexo II. Formularios para la gestión de emergencias.
  • Anexo III. Planos.

¿Es obligatorio un Plan de autoprotección en una obra de construcción?

El sector Construcción no dispone de reglamentación específica sobre autoprotección y en principio no estaría incluida en ninguna de las actividades catalogadas en el apartado 1 del ANEXO I de la NBA.

No obstante, puede serle de aplicación cuando en la obra de construcción se realicen actividades de gestión de residuos peligrosos, es decir, actividades de recogida, almacenamiento, valorización o eliminación de residuos peligrosos, de acuerdo con lo establecido en la Ley 10/1998, de 21 de abril, de residuos. Por ejemplo, en obras de retirada de amianto.

En cambio, sí que puede darse un caso de entre las actividades catalogadas en el apartado 2 del ANEXO I de la NBA relativo a actividades sin reglamentación sectorial específica. Se trata del caso de todos aquellos edificios que alberguen actividades comerciales, administrativas, de prestación de servicios, o de cualquier otro tipo, siempre que se dé alguno estos dos supuestos:

  1. la altura de evacuación del edificio sea igual o superior a 28 m
  2. la ocupación prevista sea igual o superior a 2.000 personas

En un caso como el de una catedral española debería existir un plan de autoprotección de la catedral de ámbito superior al plan de autoprotección del contratista, que se integraría en el anterior.

También el plan de autoprotección de la catedral deberá integrarse en otros de ámbito superior, como puedan ser el Plan Nacional de Emergencias y Gestión de Riesgos en Patrimonio Cultural, o los Planes Especiales frente a Inundaciones, o frente a Riesgo Sísmico que puedan existir en la comunidad autónoma donde se ubique la catedral.

Referencias

Jefatura del Estado. 2015. Ley 17/2015, de 9 de julio, del Sistema Nacional de Protección Civil. [En línea] 10 de 07 de 2015. [Citado el: 16 de 04 de 2019.] https://www.boe.es/eli/es/l/2015/07/09/17. BOE-A-2015-7730.

Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. 2004. Real Decreto 171/2004, de 30 de enero, por el que se desarrolla el artículo 24 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, en materia de coordinación de actividades empresariales. [En línea] 30 de 01 de 2004. [Citado el: 16 de 04 de 2019.] https://www.boe.es/eli/es/rd/2004/01/30/171/con. BOE-A-2004-1848.

Ministerio del Interior. 2007. Real Decreto 393/2007, de 23 de marzo, por el que se aprueba la Norma Básica de Autoprotección de los centros, establecimientos y dependencias dedicados a actividades que puedan dar origen a situaciones de emergencia. [En línea] 23 de 03 de 2007. [Citado el: 16 de 04 de 2019.] https://www.boe.es/eli/es/rd/2007/03/23/393/con. BOE-A-2007-6237.

Gamification Activity

This is a gamification activity. It can help you to improve your listening skills and to extend your specialized vocabulary of building engineering.
View and listen to this news report related to robotics in construction industry broadcast by 9NEWS on YouTube. You can find the video here. Pay attention to the audio and solve this puzzle. Every word has been used in the video.

Across

  1. (n) Builder who place horizontally traditional blocks for construction.
  2. (n) Accommodation for a family. Economic sector related to real-estate or property.
  3. (vi) Handle, manage.
  4. (vtr) Send to new area or task.
  5. (n) Framework that transfer the loads to the soil.
  6. (n) Building brick made from Portland cement and aggregate.
  7. (n) Skill in making things by hand, activities or trades.
  8. (n) Worker who drives a machine.
  9. (n) Mechanical device that uses power to apply forces and control movement to perform an intended action.

Down

  1. (n) Exterior side of a building, usually the front.
  2. (n) Specification drawings used in construction industry to represent floor plan.
  3. (n) Construction area.
  4. (n) The recipient of a good, service, product or an idea. Also known as a buyer, client or purchaser.
  5. (n) New or junior employee.
  6. (vi) Be built (phrasal).

¿Me pongo el arnés en la cesta de una PEMP?

Hoy lo debatía con un compañero. Yo le requería verbalmente para que consultara el manual de instrucciones de la plataforma elevadora móvil para personas (PEMP, en adelante) y lo aplicase en unos trabajos en curso en los que se estaba utilizando una PEMP articulada para acceder a la cubierta de una piscina.

La respuesta típica a la pregunta título es que no hay disposición legal que obligue el uso de arnés o cinturón de fijación en las PEMP, pero es muy recomendable, especialmente en algunos tipos. No estoy de acuerdo con la inexistencia de la obligación de uso.

Andy Access: ¡Engancha tu arnés!

Dicho esto, es obligatorio referirse al VI Convenio colectivo general del sector de la construcción que en su artículo 191 sobre normas específicas para plataformas elevadoras móviles de personal establece que durante la utilización de estos equipos de trabajo “es preceptivo el uso de arnés anticaídas por parte de los trabajadores” (Ministerio de Empleo y Seguridad Social, 2017).

Por tanto, si los trabajos están dentro del ámbito funcional del citado Convenio General los trabajadores deberán usar el arnés anticaídas. A título informativo se recuerda que el VI Convenio General es de obligado cumplimiento en todas las actividades del sector de la construcción que son a título enunciativo y no exhaustivo las siguientes:

a) Las dedicadas a la construcción y obras públicas.

b) La conservación y mantenimiento de infraestructuras.

c) Canteras, areneras, graveras y la explotación de tierras industriales.

d) Embarcaciones, artefactos flotantes y ferrocarriles auxiliares de obras y puertos.

e) El comercio de la construcción mayoritario y exclusivista.

Para un listado más detallado puede consultarse el Anexo I del citado Convenio General.

Por otro lado, las PEMP tienen la consideración de aparatos de elevación de personas y por ello les es de aplicación el Real Decreto 1644/2008, de 10 de octubre, por el que se establecen las normas para la comercialización y puesta en servicio de las máquinas.

Esta disposición define una serie de requisitos de seguridad y salud ante diversos riesgos. En lo relativo al riesgo de resbalar, tropezar o caer se establece que las partes de la máquina sobre las que esté previsto que puedan desplazarse o estacionarse personas, – en las PEMP, obviamente, la cesta – “se deben diseñar y fabricar de manera que se evite que dichas personas resbalen, tropiecen o caigan sobre esas partes o fuera de ellas (Ministerio de Presidencia, 2008). Para ello, “cuando proceda, dichas partes estarán equipadas de asideros fijos que permitan a los usuarios conservar la estabilidad. Dado que las cestas de las PEMP no son habitáculos completamente cerrados la solución obvia para cumplir este requisito es el uso de equipos de protección individual (en adelante, EPI) tales como cinturones de sujeción o arneses anticaída.

En particular, los requisitos esenciales complementarios de seguridad y de salud para las máquinas que presentan peligros particulares debidos a la elevación de personas dicen que cuando las medidas mencionadas en el párrafo anterior no sean suficientes para evitar el riesgo de caída fuera del habitáculo deberá equiparse tales habitáculos “con unos puntos de anclaje adecuados, en número suficiente, para el número de personas autorizado en el habitáculo”.

La finalidad de tales puntos de anclaje es “la utilización de equipos de protección individual contra caídas verticales” (Ministerio de Presidencia, 2008). Por tanto, los puntos de anclaje deberán ser suficientemente resistentes.

Si no fueran suficientes argumentos también se puede citar la recomendación (International Powered Access Federation – IPAF, 2017) de la Federación Internacional de Acceso Motorizado (en adelante IPAF, por su sigla en inglés).

La recomendación se refiere a las plataformas aéreas de brazo, ya sea articulado o telescópico y dice lo siguiente:

Al trabajar en plataformas elevadoras móviles de personal (PEMP) de brazo telescópico o articulado, se recomienda usar una eslinga o cuerda de sujeción lo suficientemente corta para garantizar que el usuario está sujeto adecuadamente. Dicha eslinga puede disponer de un dispositivo de absorción de energía, siempre y cuando sea lo suficientemente corta como para garantizar la correcta sujeción del usuario. Esto incluye a las plataformas de brazo estáticas (1b) y móviles (3b).

Los códigos 1b y 3b se refieren a las distintas categorías de PEMP.

Estas son:

  • Estático Vertical (1a): Plataformas verticales de personal (estáticas)
  • Pluma estática (1b, 1b+): plumas autopropulsadas (estabilizadores), remolques, plataformas montadas en vehículos
  • Móvil vertical (3a, 3a+): elevadores de tijera, plataformas verticales de personal (móvil)
  • Pluma móvil (3b, 3b+): plumas autopropulsadas, telescópicas o articuladas.

 

Para terminar estas breves anotaciones sobre los argumentos para utilizar el arnés me referiré a las aportaciones sobre la cuestión realizadas en las Notas Técnica de Prevención por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud (en adelante, INSST o INSHT por su denominación anterior).

Al describir las características constructivas de las partes esenciales de las PEMP y en relación con la plataforma de trabajo se establece que las mismas pueden perfeccionare disponiendo puntos de anclaje con función de retención para poder anclar los arneses de seguridad. La resistencia del anclaje debe ser suficiente para resistir una fuerza estática de 3 kN por persona anclada, como mínimo (Tamborero del Pino, 2003) (Tamborero del Pino, y otros, 2015).

Tan importante es el matiz de que la función es de retención, en coherencia con lo establecido en el Real Decreto 1644/2008, que la NTP 1.040 establece que cada uno de los puntos de anclaje se señalice con la frase “SOLO RETENCIÓN” o con un pictograma que sea equivalente junto con el número máximo de personas que pueden anclar simultáneamente su arnés o cinturón al mismo.

Para el INSST la cuestión del uso es indiscutible. Una de las normas de seguridad en la utilización de la PEMP previas a la elevación de la plataforma establece que los trabajadores que estén en la plataforma o cesta de trabajodeben utilizar los arneses (de cuerpo completo y eslinga ajustable) anclados a los puntos específicos previstos para ello (retención)” (Tamborero del Pino, 2003) (Tamborero del Pino, y otros, 2015).

 

En definitiva, se trata de evitar las consecuencias lesivas de uno de los accidentes bien conocidos por los operadores de las PEMP, el accidente por caída a distinto nivel debida al efecto catapulta.

El efecto catapulta se ve potenciado en las PEMP en las que el punto de apoyo sobre el terreno y la posición de la cesta están desplazadas respecto del eje vertical como las telescópicas y las articuladas, las de tipo 3b. En estas PEMP la pluma actúa como palanca que amplifica cualquier pequeño movimiento vertical de las ruedas provocando que los operarios sobre la cesta den un salto que puede provocar que abandonen la cesta. Dado que ese factor de riesgo es inherente al diseño de la máquina una acción correctora es el uso de arneses o cinturones de sujeción con una cuerda de amarre corta que impida que el trabajador pueda abandonar la cesta en el supuesto de un efecto catapulta o similar.

 

REFERENCIAS
International Powered Access Federation – IPAF. 2017. Orientación técnica para plataformas elevadoras móviles de personal (PEMP). [Online] 19 09 2017. [Cited: 21 02 2019.] https://www.ipaf.org/sites/default/files/2018-12/IPAF%20H1%20TE-725-1118-1-es.pdf. Ref: TE-725-1118-1-es.

Ministerio de Empleo y Seguridad Social. 2017. Resolución de 21 de septiembre de 2017, de la Dirección General de Empleo, por la que se registra y publica el Convenio colectivo general del sector de la construcción. Boletín Oficial del Estado. 26 09 2017, Núm. 232, p. 94090 a 94253 (164 págs.).

Ministerio de Presidencia. 2008. Real Decreto 1644/2008, de 10 de octubre, por el que se establecen las normas para la comercialización y puesta en servicio de las máquinas. Boletín Oficial del Estado. 11 10 2008, Núm. 246, pp. 40995-47030.

Tamborero del Pino, José María. 2003. NTP 634: Plataformas elevadoras móviles de personal. [Online] 2003. [Cited: 21 02 2019.] http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/FichasTecnicas/NTP/Ficheros/601a700/ntp_634.pdf.

Tamborero del Pino, José María, Mayo Lagostena, José Manuel and Etxebarria Urrutia, José Ramón. 2015. NTP 1.040 Plataformas elevadoras móviles de personal (II): gestión preventiva para su uso seguro. [Online] 2015. [Cited: 21 02 2019.] http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/NTP/NTP/NTP%201040.pdf. NIPO: 272-15-025-5.

 

Fe de erratas:

  • 21/02/2019 21:51 Se subsana errata en la numeración del Convenio. Donde decía “IV Convenio” se corrige a “VI Convenio”. Gracias Carmen.

50 años desde la creación de la UPV

El Instituto Politécnico Superior de Valencia (1968).

La Universitat Politècnica de València (en adelante, UPV) celebra 50 años desde su creación.

En rigor histórico lo que se creó hace 50 años es el germen de la actual UPV bajo la forma de instituto politécnico superior. El artículo 2 del Decreto-Ley 5/1968, de 6 de junio, sobre medidas urgentes de reestructuración universitaria creó el Instituto Politécnico Superior de Valencia (en adelante IPSV).

Obsérvese que la disposición legal fue promulgada en fecha 6 de junio. Asimismo, fue publicada en el Boletín Oficial del Estado (en adelante, BOE) número 137 de 7 de junio de 1968, páginas 8254 y 8255. Por otro lado, la disposición final cuarta estableció que el Decreto-Ley entraría en vigor “al siguiente día de su publicación” en el BOE, es decir, que la creación tuvo efectos legales a partir del 8 de junio de 1968.

El primer Presidente, que no Rector, del IPSV fue Rafael Couchoud Sebastiá, Ingeniero de Caminos,Canales y Puertos, quien tomó posesión del cargo el 13 de agosto de 1968 (Diario ABC S.L., 1968).

Inicio de actividades académicas (1969).

El IPSV inició sus actividades académicas en septiembre de 1969 en tres titulaciones: Arquitectura, Ingeniería de Agrónomos e Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos. El curso experimental se dividió en dos semestres, del 15 de septiembre al 31 de enero y del 10 de febrero al 15 de julio. El horario lectivo era de 33 horas semanales de lunes a viernes, reservando los sábados a “seminarios culturales” o festivo. (Chanza, 1969).

La previsión era de unos 2600 estudiantes organizados en aulas de 50 estudiantes en las clases teóricas y de 25 en las clases prácticas.

Las clases se desarrollaban en aulas provisionales ubicadas en el Paseo de Valencia al Mar, lo que hoy es la avenida Blasco Ibáñez y en la Plaza de Galicia.

El campus de Vera (1970).

Tras ese periodo inicial se procede a la construcción de los edificios e instalaciones en las que se ubicaría definitivamente el Instituto Politécnico Superior de Valencia. Para ello se dispuso de una parcela de extensión de 600.000 m2 en la periferia de la Valencia, al sur de la Ermita y Molino de Vera (Diario ABC S.L., 1969).

La parcela tenía los siguientes límites (Ministerio de Educación y Ciencia, 1969):

  • Norte: acequia de Vera
  • Este: ferrocarril Valencia-Tarragona
  • Sur: ferrocarril de vía estrecha Valencia Grao
  • Oeste: nuevo acceso de Barcelona

Las obras de la primera fase comenzaron el 30 de junio de 1969 y el plazo de ejecución finalizaba en octubre de ese mismo año al objeto de poder iniciar las enseñanzas del nuevo curso académico (Diario ABC S.L., 1969).

Un anuncio en prensa de la época titulaba que se habían ejecutado “16.000 m2 prefabricados en diez meses” (Diario ABC S.L., 1970).

Los principales agentes intervinientes en el proyecto, según el citado anuncio, son:

  • Promotor: Ministerio de Educación y Ciencia
  • Proyectistas: Joaquín Hernández Martínez, Arquitecto y Carlos Prat Cambronero, Arquitecto.
  • Director de la obra: Vicente Valls Abad, Arquitecto del Ministerio de Educación y Ciencia
  • Directores de la ejecución: Vicente Pastor Moreno, Aparejador y Juan José Esturi Coquillat, Aparejador.
  • Contratistas: Construcciones Industrializadas Durisoñ S.A.E. e INGEDI S.L.
  • Control técnico: SECOTEC
  • Subcontratistas y proveedores:
    • Acondicionamiento y refrigeración industrial, S.A. ACRISA, instalador oficial de Carrier.
    • PLEXI, S.A., planchas de plexiglás para lucernarios.
    • Talleres Ocaña, ventanas y puertas correderas.
    • José García Munné, jardinería.
    • IMES, S.L., estructuras metálicas.
    • POLIGLÁS, claraboyas de metacrilato.
    • Pavimentos Guillén.
    • Pilotes FRANKI, S.A.
    • Xerri y Bonora, ING. S.A., saneamiento y fontanería.
Inauguración del Instituto Politécnico Superior de Valencia (EFE).

Sin haber terminado las obras en su totalidad se trasladaron los estudiantes a las nuevas aulas para comenzar el curso, apodadas las “hueveras”, no sé bien si por el aspecto que proporcionaban las múltiples claraboyas del techo o por el calor que hacía en su interior (Ocón Giménez, 2015).

El 17 de junio de 1970, al mediodía, se celebró la inauguración de la 1ª fase del IPSV con todo el boato propio de la época: séquito institucional, bendición arzobispal, placa conmemorativa y recorrido de las instalaciones, incluido.

La placa conmemorativa rezaba así (Sanz Díaz, 2002):

“Francisco Franco Bahamonde. Caudillo de España al inaugurar el 17 de junio de 1970 este Instituto Politécnico Superior de Valencia. Perpetúa en piedra el hito inicial de su reforma educativa. Ex technica progressio”

En aquella 1ª fase del IPSV se encuentra ubicada la actual Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Edificación que ocupa la mayor parte de su superficie.

La Universidad Politécnica de Valencia (1971).

No fue hasta 1971 cuando el Instituto Politécnico Superior de Valencia se constituyó en Universidad con la denominación de Universidad Politécnica de Valencia.

Esta modificación se llevó a cabo mediante el artículo segundo del Decreto 495/1971, de 11 se marzo, por el que se aprueba la estructura departamental del Instituto Politécnico Superior de Valencia y se constituye en Universidad Politécnica. Esta disposición fue publicada en el BOE número 73 de 26 de marzo de 1971, páginas 4897 y 4898.

La disposición legal no estableció un plazo determinado de entrada en vigor. En tal caso, sería de aplicación lo que establecía el artículo 1 del Código Civil vigente en esa fecha, es decir, “a los veinte días de su promulgación, si en ellas no se dispusiere otra cosa”, entendiéndose “hecha la promulgación el día en que termine la inserción de la Ley en la Gaceta”. La Gaceta es la denominación genérica con que se conocen a los diversos diarios oficiales antecesores del actual BOE. En particular se refiere a la Gaceta de Madrid en la que se publicó el Código Civil en julio de 1889. Cumpliéndose los veinte días el 15 de abril, la disposición entraría en vigor ese mismo día, fecha en la que oficialmente quedó constituida la Universidad Politécnica de Valencia.

Como resultado de esta disposición legal el cambio de estatus hizo que el hasta entonces Presidente del Instituto Politécnico Superior de Valencia pasara a ser Rector de la Universidad Politécnica de Valencia gozando de los tratamientos, prerrogativas y derechos y teniendo las funciones, deberes y responsabilidades que tal cargo conlleva.

También se constituyeron los veintinueve Departamentos siguientes:

  • 0.1. Matemáticas.
  • 0.2. Física.
  • 0.3. Humanidades.
  • 0.4. Sociología y Derecho.
  • 0.5. Topografía.
  • 1.1. Biología.
  • 1.2. Genética.
  • 1.3. Protección de Cultivos.
  • 1.4. Fitotecnia.
  • 1.5. Zootecnia.
  • 1.6. Economía.
  • 2.1. Técnicas de la Expresión Gráfica.
  • 2.2. Construcción Arquitectónica.
  • 2.3. Teoría de la Arquitectura.
  • 2.4. Urbanística.
  • 2.5. Proyectos.
  • 3.1. Estructuras.
  • 3.2. Hidráulica.
  • 3.3. Obras de Ingeniería Civil.
  • 3.4. Geotecnia y Medio Natural.
  • 3.5. Caminos, Transportes y Tráfico.
  • 3.6. Puertos.
  • 4.1. Química General e Industrial
  • 4.2. Electrotecnia y Electrónica.
  • 4.3. Máquinas e Instalaciones.
  • 4.4. Metalurgia y Siderurgia.
  • 4.5. Energética.
  • 4.6. Automática.
  • 4.7. Industrias.

Y se autorizó a la UPV a establecer los Institutos de Investigación Aplicada siguientes:

  1. de Hidrología y medio Natural
  2. Agroforestal Mediterráneo
  3. de Urbanística y Edificación
  4. de Nuevas Energías

A partir de este momento la UPV ya funcionó como tal y bajo esta denominación, hasta hoy. El futuro…
“Difícil de ver. Siempre en movimiento está el futuro” dijo un gran Maestro. Si hacemos las cosas bien, seguirá siendo prometedor.

50 años Universitat Politècnica de València

La UPV celebra su 50 aniversario con una programación de actividades que estarán abiertas a toda la sociedad y que se extenderá a lo largo de los próximos 12 meses.
Puedes consultar todo lo relativo a los 50 años aquí: http://50a.upv.es

 

Bibliografía.

Chanza, Salvador. 1969. El Instituto Politécnico Superior de Valencia comenzará el curso en septiembre. La Vanguardia Española. 23 de 08 de 1969, pág. 7.

Diario ABC S.L. 1970. 16.000 m2 prefabricados en diez meses. ABC. 09 de 08 de 1970, pág. 12.

—. 1969. Construcción del Instituto Politécnico Superior. ABC. Edición de la mañana, 05 de 07 de 1969, pág. 51.

—. 1969. instituto Politécnico Superior, en Valencia. ABC. Edición de la mañana, 02 de 03 de 1969, pág. 23.

—. 1968. Posesión del presidente del Politécnico valenciano. ABC. 14 de 08 de 1968, pág. 40. Firma la crónica “Mencheta”.

Ministerio de Educación y Ciencia. 1969. Decreto 3358/1968, de 26 de diciembre, por el que se declara urgente la ocupación de terrenos en Valencia para la construcción de un Instituto Politécnico Superior. [En línea] 01 de 03 de 1969. [Citado el: 07 de 06 de 2018.] «BOE» núm. 52, de 1 de marzo de 1969, páginas 3181 a 3182 (2 págs.). http://boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-1969-34401. Documento BOE-A-1969-34401.

Ocón Giménez, Ángel. 2015. El Blog de Anog. Franco inaugura el Politécnico de Valencia. [En línea] 27 de 12 de 2015. [Citado el: 07 de 06 de 2018.] http://anogweb.blogspot.com/2015/12/franco-inaugura-el-politecnico-de.html.

Sanjuan López, Juan y Sendra Alemany, Carlos. 2013. Edificio B1 UPV : Camino de Vera s/n. Valencia : s.n., 2013. Director TFG: Olcina Ferrándiz, Vicente.

Sanz Díaz, Benito. 2002. Rojos y demócratas : la oposición al franquismo en la Universidad de Valencia, 1939-1975. Valencia : Comisiones obreras del País Valenciano, 2002. pág. 284.

Y las disposiciones legales que se citan consultadas en la Agencia Estatal del Boletín Oficial del Estado.

Consulta técnica en activatie: ¿Puede un constratista de una obra contratar a un autónomo para que sea el recurso preventivo?

A continuación puedes leer mi respuesta. Puedes leer todas las respuestas aquí.

 

No.

No es posible asignar o designar a un trabajador autónomo como recurso preventivo (RP), ya que no encaja en ninguna de las opciones previstas por el artículo 32 bis, apartados 2 y 4 de la LPRL.

  • La opción del artículo 32bis.2 es la del RP propiamente dicho, es decir, uno o varios trabajadores (recursos humanos) de la empresa contratista que forman parte del servicio de prevención propio de la misma o uno o varios trabajadores de la empresa contratista designados de la empresa. En ambos casos, se trata de trabajadores por cuenta ajena que forman parte de la plantilla de la empresa.
  • La opción del artículo 32bis.4 es un supuesto que en rigor no está dirigida para RP, sino a trabajadores de la empresa, que sin formar parte del servicio de prevención propio (no RP) ni ser trabajadores designados, reúnan los conocimientos, la cualificación y la experiencia necesarios en las actividades o procesos a que se refiere el apartado 1 del art. 32bis. Son por tanto “recursos operativos” de la empresa, que ya estan presentes en la obra por ser los ejecutantes de las actividades. En ningún caso cabe la asignación a trabajadores que no sean de la propia empresa contratista, ya sea, subcontratada, trabajador autónomo, etc.
    Este supuesto lo que permite es asignar a los “recursos operativos” una de las obligaciones que en rigor corresponde a los RP y que no es otra que la de estar presentes en el centro de trabajo (obra de construcción). Nótese que el artículo 32.bis lo que regula es esta presencia que tiene como objeto vigilar el cumplimiento de las medidas incluidas en el plan de seguridad y salud en el trabajo y comprobar la eficacia de éstas.
    Es obvio, que la formación preventiva correspondiente a las funciones del nivel básico no habilita, en general, para diseñar protocolos de control de la correcta aplicación de los métodos de trabajo, realizar evaluaciones de riesgos, proponer medidas para el control y reducción de los riesgos, y vigilar el cumplimiento del programa de control y reducción de riesgos y efectuar personalmente las actividades de control de las condiciones de trabajo que tenga asignadas. Estas son funciones propias de otros niveles propios de los RP que son quienes deben tutelar y dirigir la actuación presencial del trabajador a quien se ha asignado la presencia de forma expresa (art.32bis.4).

Te recuerdo que las funciones de la actividad preventiva de nivel básico son:

  1. Promover los comportamientos seguros y la correcta utilización de los equipos de trabajo y protección, y fomentar el interés y cooperación de los trabajadores en una acción preventiva integrada.
  2. Promover, en particular, las actuaciones preventivas básicas, tales como el orden, la limpieza, la señalización y el mantenimiento general, y efectuar su seguimiento y control.
  3. Realizar evaluaciones elementales de riesgos y, en su caso, establecer medidas preventivas del mismo carácter compatibles con su grado de formación.
  4. Colaborar en la evaluación y el control de los riesgos generales y específicos de la empresa, efectuando visitas al efecto, atención a quejas y sugerencias, registro de datos, y cuantas funciones análogas sean necesarias.
  5. Actuar en caso de emergencia y primeros auxilios gestionando las primeras intervenciones al efecto.
  6. Cooperar con los servicios de prevención, en su caso.

Cine+Tiempo 1

Casablanca

Rick’s Café Américain

Hoy, 26 de noviembre de 2017 se conmemora el 75 aniversario del estreno en New York City (NY) de la mítica película “Casablanca” (Curtiz, 1942). Para el gran público del resto de los Estados Unidos la película se estrenó el 23 de enero de 1943. En España no se estrenaría hasta el 19 de diciembre de 1946 en las salas de Madrid (IMDb.com, Inc.).

Revisando la película y su guion he encontrado el siguiente diálogo con relación a la gestión del tiempo.

Yvonne: ¿Dónde estuviste anoche?”

Rick: ¿Anoche? No tengo la menor idea. Hace demasiado tiempo

Yvonne: ¿Y qué harás esta noche?

Rick: No hago planes con tanta antelación

 

En versión original:

Yvonne: Where were you last night?

Rick: That’s so long ago, I don’t remember.

Yvonne: Will I see you tonight?

Rick: I never make plans that far ahead.

El personaje de Ivonne es interpretado por Madeleine Lebeau y el de Rick Blaine por Humphrey Bogart.
Puedes ver la secuencia en YouTube.

La película fue rodada en desde el lunes 25 de mayo y el lunes 3 de agosto de 1942. Son 71 días o 2 meses y 10 días, último día incluido (Thorsen, 2017).

 

Referencias

Curtiz, Michael. 1942. Casablanca. [escrit.] Julius J. Epstein, Philip G. Epstein y Howard Koch. [int.] Humphrey Bogart, y otros. [prod.] B. Hal Wallis y L. Jack Warner. Warner Bros. Pictures Inc. – First National Picture; Warner Bros. Pictures Inc., 1942. Won 3 Oscars and was nominated to others 5 Oscars (1944).

IMDb.com, Inc. IMDb – Internet Movie Database. Casablanca. [En línea] [Citado el: 26 de 11 de 2017.] http://www.imdb.com/title/tt0034583/?ref_=login.

Thorsen, Steffen. 2017. timeanddate.com. Calculate Duration Between Two Dates – Results. [En línea] Time and Date AS, 26 de 11 de 2017. [Citado el: 26 de 11 de 2017.] https://www.timeanddate.com/date/durationresult.html?d1=25&m1=05&y1=1942&d2=3&m2=08&y2=1942&ti=on.

VI Convenio colectivo general del sector de la construcción

El «BOE» núm. 232, de 26 de septiembre de 2017 ha publicado la Resolución de 21 de septiembre de 2017, de la Dirección General de Empleo, por la que se registra y publica el Convenio colectivo general del sector de la construcción.

Puedes descargar el documento completo (164 páginas) aquí.

El Convenió tiene efectos retroactivos y surte efectos plenos desde el pasado 1 de enero de 2017. Su vigencia se extenderá hasta el 31 de diciembre de 2017 y, en determinados asuntos, hasta el 31 de diciembre de 2021 (5 años).

Estrés térmico por calor.

Hoy es 26 de mayo. Si atendemos a la sabiduría meteorológica del refranero español hasta el 40 de mayo no deberíamos quitarnos el sayo. A pesar de que todavía faltan 14 días para la fecha dictada por el refranero para el inicio de la temporada de calores, lo cierto es que hoy la Agencia Estatal de Meteorología (en adelante, AEMET) ya ha emitido algunos avisos meteorológicos por riesgo de temperaturas máximas. Concretamente, en zonas de la Ribera del Ebro de Zaragoza (Aragón).

Avisos Meteorológicos por temperaturas máximas (26/05/2017). Fuente: AEMET.

El calor es una de las inclemencias atmosféricas que afectan a los trabajadores en las obras de edificación, dado que en muchas de ellas se trabaja a la intemperie o sin control de los factores medioambientales; temperatura, humedad, ventilación y radiación solar, fundamentalmente.

El trabajo en condiciones ambientales calurosas y realizando actividades con un consumo metabólico moderado, alto o muy alto puede producir efectos agudos en el cuerpo del trabajador conocidos como golpe de calor. En el peor de los casos, estos golpes de calor llegan a producir la muerte. Así que poca broma con el CALORET en las obras.

El cuerpo desarrolla energía química cuando trabaja y la convierte en energía mecánica y térmica. La medida del coste energético asociado al esfuerzo muscular se realiza mediante la determinación de la llamada tasa metabólica. Puedes encontrar tablas que permiten estimar la tasa metabólica en diversa normativa: NTP 323 (Nogareda Cuixart, y otros, 1993) y UNE-EN ISO 8996 (Asociación Española de Normalización, AENOR, 2005).

Para compensar el aumento de temperatura el cuerpo tiene su propio sistema de refrigeración: el sudor. Bajo determinadas circunstancias, es posible que el cuerpo no se enfríe con la velocidad necesaria. En estas circunstancias puede producirse el golpe de calor.

¿Cuáles son los síntomas del estrés térmico por calor?

Depende de cada individuo, pero en general, el estrés térmico por calor produce sensación de cansancio, lo que disminuirá la productividad del trabajador en su fase leve. Pero el estrés térmico por calor también provocar diversas molestias en su fase aguda y hasta la muerte en los casos más extremos.

Los efectos en el cuerpo humano del estrés térmico por calor son:

  • Deshidratación. A la transpiración habitual hay que añadir la sudoración que consume importantes reservas del agua corporal. La pérdida de agua produce sed y sensación de debilidad.
  • A consecuencia de la deshidratación, si el agua no se repone al mismo o superior ritmo con que se pierde el cuerpo pierde su capacidad de controlar la temperatura. La temperatura corporal empieza a subir.
  • Se pueden producir calambres musculares incluso después de haber terminado de trabajar.
  • Agotamiento por calor. Sensación de cansancio, acompañada de náuseas, con dolor moderado de cabeza y con aturdimiento (mareado y como atolondrado). La piel se le pone húmeda y rojiza. En ocasiones provoca convulsiones y/o se pierde el conocimiento por desmayo.
  • Insolación. Al fallar la sudoración sube la fiebre, la piel se calienta y se reseca.

 

El riesgo del estrés térmico por calor.

El riesgo de estrés térmico por calor depende de muchos factores, tanto ambientales como personales:

  • El estado físico. Practique actividad física y/o deportiva. Evite el sobrepeso y el sedentarismo.
  • El estado de salud. Mantenga hábitos saludables. Determinadas enfermedades como las enfermedades del corazón, problemas de circulación, enfermedades respiratorias, enfermedades crónicas (como la diabetes), la obesidad, y el uso de medicamentos o alcohol también influyen en la capacidad del cuerpo humano para enfriarse(Cruz Roja Española, 2008).
  • El clima. La temperatura, la humedad, la ventilación y el soleamiento. Manténgase informado del pronóstico del tiempo. Monitorice el clima de la obra.
    • Para el soleamiento. Instale protecciones colectivas para evitar el soleamiento y producir sombras (toldos, carpas y sombrillas).
    • Para la ventilación. Aproveche la brisa natural o fuerce el movimiento del aire mediante ventiladores industriales.
    • Para la temperatura y la humedad. Mantenga una hidratación adecuada. Beba abundante agua. No espere a tener sed (es un síntoma de deshidratación incipiente).
  • La ropa que lleva puesta. Utilice ropa específica para el calor, holgada, mejor de colores claros porque reflejan más radiación solar. No se quite la camiseta permanentemente para trabajar.
  • El esfuerzo muscular. El peso que tenga que levantar, la fuerza que tenga que realizar para la tarea, así como la rapidez con la que tenga que realizarla incrementará el consumo metabólico.
  • La organización del trabajo. Organice el trabajo con periodos de recuperación frecuentes y con turnos rotatorios para las tareas que requieran mayor esfuerzo. Establezca un horario de trabajo que evite trabajos pesados (mayor esfuerzo muscular y consumo metabólico) durante las horas de mayor temperatura y soleamiento más intenso(Resolución de 28 de febrero de 2012, de la Dirección General de Empleo, por la que se registra y publica el V Convenio colectivo del sector de la construcción, 2012). Los periodos de recuperación y descanso hágalos bajo la sombra o en lugar fresco (no refrigerado).

Ante cualquier duda o anomalía meteorológica (olas de calor) solicite a los recursos preventivos o a la jerarquía de mando del empresario que soliciten al servicio de prevención la realización de una evaluación específica del riesgo de estrés térmico. Los técnicos pueden evaluar de forma precisa el riesgo mediante la medición del Índice de Temperatura de Bulbo Seco (WBGT, por sus sigles en inglés, Wet-Bulb Globe Temperature Index).

 

En caso de accidente: golpe de calor.

Actúe siguiendo la conducta P.A.S. (Proteger, Avisar, Socorrer).

  • Proteger: Interrumpa la actividad con esfuerzo muscular y evite la temperatura retirando a la víctima hasta una zona con sombra y fresca, sin soleamiento directo.
  • Avisar: Para ello, comunique lo sucedido a los recursos preventivos si están presentes o la jerarquía de mando de la empresa (encargado, jefe de la obra) para que si es necesario activen el plan de actuación de emergencia de la obra. Si no puede contactar con ningún superior jerárquico llame a Emergencias al 112. El despachador le dará la ayuda que necesite.
  • Socorrer: Una vez en la sombra haga que la víctima se acueste con los pies elevados. Desabroche la ropa a la víctima. Administre agua fresca, pero no fría. Humedezca y aplique compresas frías en cuello, axilas e ingles para reducir la temperatura de la víctima. Si es posible ayúdese de un ventilador o de un abanico.

 

Marco normativo

El RD 1627/1997 Obras de construcción ha establecido disposiciones mínimas para prevenir el riesgo de estrés térmico por calor.

El Anexo IV, Parte A, apartado 8 establece lo siguiente:

Temperatura: La temperatura debe ser la adecuada para el organismo humano durante el tiempo de trabajo, cuando las circunstancias lo permitan, teniendo en cuenta los métodos de trabajo que se apliquen y las cargas físicas impuestas a los trabajadores.

El Anexo IV, Parte A, apartado 14.c) establece lo siguiente:

14.c) Los locales para primeros auxilios deberán estar dotados de las instalaciones y el material de primeros auxilios indispensables y tener fácil acceso para las camillas.

Con independencia de que sea necesario o no la habilitación de un local de primeros auxilios, la obra debería disponer como mínimo botiquines portátiles y agua potable (Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, 2012).

El Anexo IV, Parte A, apartado 19.b) establece lo siguiente:

19.b) En la obra, los trabajadores deberán disponer de agua potable y, en su caso, de otra bebida apropiada no alcohólica en cantidad suficiente, tanto en los locales que ocupen como cerca de los puestos de trabajo.

En relación con el suministro de agua potable para los trabajadores en cantidad suficiente, tanto en los locales que ocupen como cerca de los puestos de trabajo éste se organizará mediante grifos, fuentes o surtidores con agua proveniente de la red de abastecimiento, mediante máquinas expendedoras gratuitas, o mediante recipientes de conformidad con los artículos 246 y 248 del V Convenio colectivo del sector de la construcción (Resolución de 28 de febrero de 2012, de la Dirección General de Empleo, por la que se registra y publica el V Convenio colectivo del sector de la construcción, 2012).

El Anexo IV, Parte B, apartado 4 establece lo siguiente:

Temperatura:

a) La temperatura de los locales de descanso, de los locales para el personal de guardia, de los servicios higiénicos, de los comedores y de los locales de primeros auxilios deberá corresponder al uso específico de dichos locales.

b) Las ventanas, los vanos de iluminación cenitales y los tabiques acristalados deberán permitir evitar una insolación excesiva, teniendo en cuenta el tipo de trabajo y uso del local.

El Anexo IV, Parte C, apartado 4 establece lo siguiente:

4. Factores atmosféricos: Deberá protegerse a los trabajadores contra las inclemencias atmosféricas que puedan comprometer su seguridad y su salud.

Puedes encontrar más información sobre estas disposiciones en la Guía Técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relativos a las obras de construcción elaborada por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

 

Recomendación.

Fuente: Construction Machines Facebook

Es obvio que no estamos ante una ola de calor. Pero sí ante lo que podría ser el inicio de un incremento progresivo de temperaturas hasta la temporada de mayores temperaturas. El cuerpo humano necesita de un periodo de adaptación al calor. Por ello, aunque las temperaturas que se anuncian no sean extremas, nuestros cuerpos pueden estar peor preparados para temperaturas inferiores a los máximos propios del verano y por tanto ser más vulnerables ante el riesgo.

Así que el momento de hacer prevención es ahora:

  • implementando protocolos
  • ensayando horarios, turnos y rotaciones
  • dotando a la obra de los servicios necesarios
  • entrenando los primeros auxilios
  • tomando decisiones estratégicas

Ahora es el momento de actuar y evitar el accidente.

Referencias

Antúnez Estudillo, Marina y Solé Gómez, Mª Dolores. 2015. NTP 1062 Primeros auxilios: soporte viatl básico en el adulto. [En línea] 2015. [Citado el: 26 de 05 de 2017.] http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/NTP/NTP/Ficheros/1055a1065/ntp-1062w.pdf. NIPO: 272-15-025-5.

Asociación Española de Normalización, AENOR. 2005. UNE-EN ISO 8996. Ergonomía del ambiente térmico. Determinación de la tasa metabólica (ISO 8996:2004). [En línea] 2005, 29 de 06 de 2005. [Citado el: 25 de 05 de 2017.]

Cruz Roja Española. 2008. Ola de calor. [En línea] 2008. [Citado el: 25 de 05 de 2017.] http://www.cruzroja.es/portal/page?_pageid=174,12073874&_dad=portal30&_schema=PORTAL30.

Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. 2012. Guía Técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relativos a las obras de construcción. [En línea] Edición 2ª Impresión 1ª, 03 de 2012. [Citado el: 26 de 05 de 2017.] http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Normativa/GuiasTecnicas/Ficheros/g_obras.pdf. NIPO: 272-12-030-6.

Nogareda Cuixart, Silvia y Luna Mendaza, Pablo. 1993. NTP 323: Determinación del metabolismo energético. [En línea] 1993. [Citado el: 25 de 05 de 2017.] http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/FichasTecnicas/NTP/Ficheros/301a400/ntp_323.pdf. NIPO: 211-94-008-1.

Resolución de 28 de febrero de 2012, de la Dirección General de Empleo, por la que se registra y publica el V Convenio colectivo del sector de la construcción. Ministerio de Empleo y Seguridad Social. 2012. 64, s.l. : Agencia Estatal del Boletín Oficial del Estado, 15 de 03 de 2012, Boletín Oficial del Estado, pág. 23837 a 23967 (131 págs.). BOE-A-2012-3725.

 

 

What is landing tread?

El Dictionary of construction define landing tread así:

That board or portion of a stair landing that is closest to the next step down. The tread has an appearance and dimensions similar to the other treads, but it is actually part of the landing, and not a true tread.

Elementos de una escalera (Fuente: https://www.woodstairs.com/tradepage/what-is-landing-tread/)

En mi opinión, la mejor traducción es mamperlán. En algunas zonas se le llama bocel de escalón. El Dicionario de la Real Academia Española define mamperlán así:

Listón de madera con que se guarnece el borde de los peldaños en las escaleras de fábrica.

 

Ya que estamos, la traducción del resto de elementos son:

  • Cove: caveto (moldura cóncava cuyo perfil es un cuarto de círculo).
  • Flooring: solado (revestimiento de un piso con ladrillo, losas u otro material).
  • Riser: tabica o contrahuella (plano vertical del frente de un escalón o peldaño).
  • Rough stair: escalera tosca, en basto, sin revestir.
  • Tread: huella (plano del escalón o peldaño en que se sienta el pie).

Obras en la niebla

Hoy las condiciones meteorológicas son actualidad en Valencia y alrededores. AEMET emitió ayer martes un aviso meteorológico por niebla que afectaría entre las 5:00 y las 10:00 horas del miércoles 1 de febrero que limitarían la visibilidad a no más de 200 metros.

Anoche ya se percubía mayor humedad de lo normal y era claramente visible en el contraluz de las luminarias de la calle.

La situación esta mañana es la de la imagen. La presencia de niebla en la obra puede comprometer la seguridad y salud de los trabajadores.

Obligatoriamente deberá protegerse a los trabajadores ante los riesgos creados o agravados por la presencia de niebla en la obra. Así lo establece la disposición 4 de la parte C del ANEXO IV del Real Decreto 1627/1997, de 24 de octubre, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en las obras de construcción.

El principal efecto de la presencia de niebla es la reducción drástica de la visibilidad. La limitación de la visibilidad genera nuevos riesgos o agrava riesgos preexistentes puesto que disminuye la percepción que el trabajador tiene del entorno de la obra. Las situaciones de riesgo se perciben más tarde y por lo tanto se dispone de menos tiempo para reaccionar de forma segura. A título de ejemplo listo las siguientes:

  • Hueco o borde libre que hubiera quedado temporalmente sin protección de borde.
  • La presencia de peatones en areas de circulación de vehículos.
  • La presencia de trabajadores en areas de manipulación de cargas suspendidas con grúa.
  • La percepción de toda la señalización de la obra se ve reducida sensiblemente.

Ante la presencia de niebla las medidas preventivas que propongo son:

  • Utilización intensa de señalización acústica en maquinaria para advertir de la presencia de las mismas a los trabajadores.
  • Utilización de ropa de alta visibilidad conforme UNE-EN ISO 20471:2013. Preferiblemente prendas de Clase 3.
  • Buena iluminación provisional de la obra.
  • En casos de niebla muy densa se debería señalar a trabajadores, vehículos y cargas suspendidas y móviles mediante lamparas antiniebla. Existen linternas frontales antiniebla para ser instaladas en el casco.
  • Trabajo en equipo seguro: mínimo dos trabajadores. No trabajar nunca solo.
  • Reducir la velocidad de operación en vehículos y grúas. Adaptar la distancia de seguridad a las condiciones de visibilidad.
  • Permanecer atento a los pronósticos y avisos meteorológicos emitidos por AEMET.